El secretario general de Podemos Aragón y presidente de este grupo en las Cortes autonómicas, Pablo Echenique, ha manifestado que los primeros cien días de gobierno del PSOE en la Comunidad "no están solucionando los problemas de la ciudadanía", si bien no se arrepiente de su apoyo a la investidura del presidente socialista Javier Lambán porque "ha servido para que se hagan algunas cosas buenas".

En declaraciones a los medios de comunicación, en el Parlamento aragonés, ha sostenido que "poco es mejor que nada" y "hubiera sido un escenario todavía peor un Gobierno del PP o una convocatoria de nuevas elecciones" tras las autonómicas celebradas el pasado 24 de mayo.

Sin embargo, ha lamentado que del decálogo suscrito por Lambán y él para el apoyo a la investidura, "apenas les sale dos medidas y media de diez" cumplidas, si "se ciñe a los hechos, no a las palabras y a las declaraciones de que se está trabajando".

Echenique ha opinado que "estamos ante el PSOE de toda la vida, el de siempre", con un discurso que "parece nuevo" y que ha cambiado "alguna cara para despistar al electorado", pero "debajo del barniz y la pintura, el piso que nos ha alquilado tiene las mismas goteras y los mismos muebles carcomidos que antes".

Ha agregado respecto a su pacto de investidura que "la política te obliga a tomar estas decisiones" y "elegimos la opción menos mala, aunque no es la que nos hubiera gustado", que hubiera sido "un gobierno de cambio en Aragón", para remarcar que "las pocas medidas sociales que el PSOE ha puesto en marcha son resultado del compromiso adquirido con Podemos".

Esto "viene a confirmar que el PSOE es tanto más socialista en los lugares donde de alguna manera depende de Podemos" y ha enumerado medidas tomadas con "recuperar la tarjeta sanitaria a las personas que el PP se la quitó". AUSENCIAS

Echenique ha dicho que "brillan por su ausencia" otras acciones como las que deberían haberse tomado "para luchar contra la corrupción" y "para generar empleo de calidad y cambiar el modelo productivo de Aragón" ya que el actual "nos ha traído a la peor crisis de la democracia".

En este punto, ha advertido de que el PSOE, "además de hablar de la herencia recibida y traer la campaña electoral catalana al Parlamento aragonés, la única ley que ha llevado a la Cámara tiene que ver con Plaza, la banca y el suelo", ha dicho en relación a la ley de refinanciación del sector público aragonés.

Además, "no es casualidad" que quien la ha defendido haya sido el consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, Fernando Gimeno, "que lleva en política desde el año en que yo nací, 1978".

Ese texto "fue imposible de valorar por parte de Podemos debido a la opacidad con la que se nos planteó" y "ha sido apoyada por el grupo del PP", para esgrimir que "no es casualidad, ni quién la trae, ni el contenido, ni los apoyos que recibe".

Por su parte, Podemos ha actuado "desde el primer momento con transparencia y responsabilidad" y cada una de sus iniciativas "persigue un objetivo concreto para la ciudadanía", "más allá de tener cinco minutos de mitin electoral en las Cortes y de intentar conseguir un titular al día siguiente".

En este sentido, ha deseado que "sea el PSOE quien se abstraiga de la campaña electoral y, entendiendo que unos presupuestos sociales le pueden venir bien el 20 de diciembre -jornada de elecciones generales en España— no cambie de opinión en 2016 y no traiga presupuestos de austeridad después de que pasen los comicios", para recordar que ha sido Lambán quien "ha llevado la campaña electoral catalana al Parlamento aragonés".

Oposición responsables

Echenique ha subrayado que "más allá del compromiso de investidura, no hemos acordado nada con el Gobierno" y el "papel" de Podemos es "de oposición responsable" por lo que después del "aprendizaje" de estos primeros cien días de que "las reuniones con el Gobierno tienen poco efecto sobre qué medidas se llevan a cabo", ha apostado por que el Ejecutivo presente ante las Cortes la política fiscal en vez de pactarla previamente en encuentros bilaterales.

Ha añadido que "estamos abiertos a reunirnos y acudiremos, si nos emplazan", pero "ni esto lo vamos a pactar, ni ninguna otra cosa", sino a "aportar nuestra posición política al debate de manera constructiva y leal" en las Cortes autonómicas.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.