Los vinos con denominación de origen de Castilla y León han iniciado la recuperación de su cuota de mercado hasta copar el 22,4 por ciento de las ventas nacionales en 2014, una cifra un 1,5 por ciento superior a la del año anterior y que posiciona a la Comunidad a la cabeza sólo superada por los caldos de La Rioja, que alcanzaron el 34,8 por ciento.

Estos datos se extraen del 'Informe anual del mercado de vinos con Denominación de Origen de Castilla y León' que ha presentado este martes la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, junto al representante de la Consultora Nielsen —encargados del informe—, Ángel García Fernández, quienes han destacado que Castilla y León se convierte en la Comunidad con mayor incremento de cuota y "afianza" su segunda posición.

Esta "recuperación" se debe en parte al repunte de las ventas en hostelería que supone un 25 por ciento del volumen de litros totales de ventas, un 2,3 por ciento más que en 2013, y el mantenimiento del mercado de la alimentación que supone un 75 por ciento con un incremento del uno por ciento con respecto al año anterior.

En total durante el paso año se vendieron 580 millones de litros de vino, un 0,2 por ciento más que en 2013, lo que supone un montante total de 1.975 millones de euros.

Según los datos aportados por Marcos en Castilla y León se concentran 620 bodegas con 75.000 hectáreas de viñedo, de las que 65.000 hectáreas están sujetas a figuras de calidad. La producción ha pasado de 134 millones de litros en 2007 a 200 millones de litros en 2014, lo que supone un incremento de en torno al 50 por ciento.

El mercado concentra un volumen de negocio de 850 millones de euros y da empleo a 19.000 personas, 15.700 viticultores y 3.300 contratos asociados.

Pese a esta recuperación la consejera ha insistido ante los representantes de las denominaciones de origen de la comunidad que se debe ahondar en la promoción nacional para alcanzar el 25 por ciento de la cuota de mercado, así como insistir en la comercialización internacional hasta alcanzar un volumen de exportación de 200 millones de euros hasta 2020.

Marcos ha apostado además por favorecer los consorcios entre industrias vitícolas y ha insistido en la importancia de fomentar los vinos de calidad. "Un exceso de producción no debe menoscabar la calidad de los vinos", ha concluido.

Tipo de vino

En cuanto al tipo de vino la mayoría de las ventas se han registrado en caldo con denominación de origen —55 por ciento—, seguido de vinos sin identificación geográfica —el 39,8 por ciento—; los importados, —el 2,7 por ciento— y los de la tierra —el 2,3 por ciento—.

Del total de litros vendidos —580 millones— 319 millones correspondieron a vinos con denominación de origen —un tres por ciento más que en 2013—. De estos 216,6 millones de litros corresponden a vinos tintos; el 81,1 a blancos y el 21,1 a rosados.

Así, en vinos blancos con denominación de origen Castilla y León copa el 40,7 por ciento de la cuota de mercado nacional, seguido del titno con el 16,5 pro ciento y el rosado el 13,8 por ciento. En cuanto al blanco en su mayoría procede de la DO Rueda —39,7 por ciento—, seguida de Tierra de León —0,3 por ciento— y Toro y Bierzo —0,1 por ciento—; mientras que en el caso del tinto en su mayoría es de Ribera del Duero —14 por ciento—, seguida de El Bierzo —1,3 por ciento— Toro —un 0,8 por ciento— y Tierra de León y Cigales —0,1 por ciento—.

La mayoría de los vinos de la Comunidad se comercializan en la zona centro, seguido de Madrid y zona sur y su venta se produce en su mayoría por la noche.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.