VALENCIA, 13 (

Europa pres)

Los grupos parlamentarios socialista, Compromís y Podemos han valorado el "ultimátum" del jefe de la Generalitat, Ximo Puig, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a quien ha advertido de que acudirá a los tribunales si no lo recibe este mismo mes para abordar el tema de la financiación autonómica. Por su parte, PP y Ciudadanos (C's) han rechazado esta posición del 'president' y han criticado que su "judicialice" la vida política.

Al respecto, la presidenta del PPCV y portavoz del grupo parlamentario popular, Isabel Bonig, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Síndics de las Corts, ha indicado que "el señor Puig ha hablado con el presidente Rajoy, sabe que lo va a recibir y tiene hilo directo con el Ministerio de Hacienda" y, además, ha subrayado que el año que viene la Comunitat tendrá 1.600 millones de euros más.

Bonig ha acusado a Puig de "utilizar la justicia para hacer política" y de hacer "oposición de la oposición", porque, a su juicio, "no ha asumido que está en el Gobierno". En este sentido, le ha reclamado "seriedad, responsabilidad" y que "empiece a gobernar". "Ya está bien de llorar", ha resaltado.

"Si cada asociación que le ha pedido una reunión al señor Ximo Puig o, por ejemplo, al conseller de Educación se tuvieran que ir a los tribunales a plantear una demanda, colapsarían los tribunales", ha manifestado la síndica del PP, quien ha criticado la "irresponsabilidad total y absoluta" del jefe del Consell.

En esta misma línea, le ha preguntado: "¿Qué le parecería si todos los ayuntamientos se fueran al juzgado por la carta que envió la vicepresidenta Mònica Oltra diciendo van a asumir competencias en materia de bienestar social sin transferencias económicas?".

Sobre este mismo tema, el portavoz adjunto de C's, Alexis Marí, ha indicado que Ximo Puig "es libre de hacer que lo crea que tiene que hacer", pero ha manifestado que "la política no se debe judicializar".

Por su parte, el síndic socialista, Manolo Mata, ha calificado de "hecho insólito" que Rajoy no reciba a Puig y ha advertido de que "si no hay recursos y si cada día siguen apareciendo facturas en los cajones, deudas nuevas y nuevos pufos, estamos en una situación de alto riesgo respecto a la gestión". "No es un juego electoral, tiene que ver con nuestra pervivencia", ha manifestado.

Mata ha explicado que la Constitución Española garantiza la igualdad de todos los españoles en la prestación de servicios públicos esenciales y ha señalado que "esta comunidad, con la financiación que tienen no está en condiciones de prestar en condiciones de igualdad con el resto de comunidades autónomas los servicios públicos esenciales".

Acción concreta

En este sentido, y preguntado por la acción concreta que se podría plantar, ha explicado que "podrían ser acciones de contenido constitucional u otro tipo de acciones", pero entiende que "lo más sensato es recurrir a la cobertura constitucional".

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, por su parte, considera que la más adecuada es la vía contencioso-administrativa, porque de este modo "se sentaría jurisprudencia y habría una sentencia que obligaría al Estado al solventar, quizá con retroactividad, la infrafinanciación".

Ferri se ha mostrado "muy satisfecho" de que el Gobierno valenciano plantee "la vía de los tribunales como una vía de solución a nuestro problema" y también ha comentado que el tema de la financiación "no se debería convertir en una lucha entre comunidades", sino que debería abordarse en una reunión bilateral entre la Generalitat y el Gobierno central.

"elemento de presión"

Por parte de Podemos, su síndic, Antonio Montiel, también ha valorado el "ultimátum" de Puig a Rajoy y ha señalado que su grupo apoyará al Consell en este tema, aunque cree que acudir a los tribunales pude servir únicamente como "elemento de presión".

También ha señalado que sería "lamentable" que Mariano Rajoy volviera a la Comunitat y siguiera sin reunirse con Puig para hablar "de un problema que nos preocupa y nos perjudica mucho".

Consulta aquí más noticias de Valencia.