Los grupos del Parlamento de Navarra no han logrado este lunes, en la sesión de la Mesa y Junta de Portavoces, consensuar una declaración institucional unánime de apoyo al Convenio Económico de Navarra.

Por un lado, los cuatro grupos de apoyo al Gobierno foral, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, han presentado una declaración con seis puntos que ha recibido el apoyo, además del cuatripartito, de PSN en cinco de los puntos (ha votado en contra del punto quinto) y de UPN, en tres de ellos (ha votado en contra en los tres últimos puntos), no así del PPN.

Por otro lado, UPN ha presentado una declaración en defensa del régimen foral, que ha contado con los votos a favor de UPN, Geroa Bai, PSN y PPN, mientras que EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra se han abstenido.

Con la aprobación de la declaración del cuatripartito, el Parlamento foral manifiesta la "necesidad" de "desarrollar una defensa" del Convenio Económico por constituir "una importante expresión de nuestro régimen foral y un derecho histórico y democrático que corresponde a la ciudadanía de Navarra".

La Cámara rechaza las declaraciones de representantes políticos y las afirmaciones que se realizan en "el informe elaborado por el Ministerio de Hacienda en las que se cuestiona la solidaridad de Navarra al considerar que suponen un ataque a un instrumento propio del Régimen Foral de Navarra como es el Convenio".

En un tercer punto, la Cámara insta a todas las instituciones de la Comunidad foral a trabajar durante esta legislatura en "la defensa de todos los derechos que corresponden a Navarra y, en concreto, por desarrollar las competencias que Navarra tiene reconocidas en la Lorafna".

Asimismo, el Parlamento considera que "la superación de las actuales dificultades de financiación de las políticas y servicios públicos pasa por eliminar el fraude fiscal y los paraísos fiscales, articular un sistema fiscal eficaz y progresivo, así como por derogar normas austericidas como son el artículo 135 de la Constitución y la ley orgánica de estabilidad presupuestaria".

Ya en un quinto punto, se indica que "la reforma del artículo 135 de la Constitución española, que estableció como prioridad absoluta el pago de la deuda pública" supone "un ataque al autogobierno fiscal y financiero de Navarra" y expresan la "necesidad" de su derogación.

Y finalmente, se considera "un ataque al autogobierno fiscal y financiero de Navarra" la ley orgánica 2/2012 de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, que pide que se derogue.

Texto de upn

Por otro lado la declaración propuesta por UPN recoge que el Parlamento foral "defiende el Convenio Económico, expresión de nuestro autogobierno fiscal y tributario, como instrumento plenamente constitucional, democrático, justo, solidario, objetivo y transparente".

La Cámara "rechaza", además, "los ataques injustificados que se realizan desde diferentes ámbitos y que reflejan visiones alejadas de la realidad y el rigor, persiguiendo objetivos que nada tienen que ver con la esencia del Convenio".

En defensa del régimen foral

El portavoz regionalista Javier Esparza ha criticado la "gravedad" de lo ocurrido el pasado jueves cuando "la presidenta nos tendió una mano y al mismo tiempo se registró una declaración institucional a traición". "La desconfianza se vio agravada", ha dicho, para criticar por otro lado que haya quien ponga en cuestión en otras CCAA el régimen foral por "intereses partidistas o electorales".

Koldo Martínez, de Geroa Bai, ha señalado que una cosa es el Gobierno de Navarra y otra las fuerzas que los sustentan. "El Gobierno puede y debe buscar los consensos que considere oportuno para defender el Convenio, pero los cuatro partidos somos autónomos y tenemos la capacidad y el deber de profundizar en nuestra acción política", ha opinado, para añadir que Uxue Barkos "buscaba y sigue buscando un acuerdo de mínimos en el Parlamento, lo que es loable y necesario".

Desde EH Bildu, Adolfo Araiz ha puesto en valor el Convenio Económico, "que hay que defender a capa y espada", y ha destacado que la declaración presentada por los cuatro grupos es "mucho más completa" al incluir los últimos tres puntos. "Si queremos defender el autogobierno, las competencias financieras y hacer soberanía fiscal... lo entroncamos con el derecho a decidir", ha añadido.

Laura Pérez, de Podemos, ha explicado que se han abstenido en el texto de UPN porque "no cabe la defensa del autogobierno si no se cuestionan al mismo tiempo los efectos" de la ley de estabilidad presupuestaria o el artículo 135 de la Constitución. Sobre la forma de registrar su declaración cuando Barkos negociaba un acuerdo con todos los grupos, Pérez ha indicado que "no hubo mala fe" y "se habrá tratado más de un error que de otra cosa".

Por su parte, la socialista María Chivite ha criticado la actitud de la presidenta Barkos por "faltar a su palabra". "Nos reunió uno a uno a todos los grupos y mientras se registraba una iniciativa por los cuatro grupos", ha censurado, para rechazar una "utilización política del Convenio". "Ella misma se ha desdicho de los compromisos que pretendía adquirir", ha expuesto, para afirmar que el PSOE "defiende de manera decidida el Convenio".

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha calificado de "engaño" y "paripé" las reuniones convocadas por la presidenta. "Nos llamó por interés mediático", ha opinado, y ha criticado que "quería ser la reina en la defensa del Convenio y su reinado ha durado poco porque se le ha visto el plumero". Ha añadido que el Gobierno central ha dejado "claro" que "la defensa del Convenio es absoluta". "No les ha temblado el pulso al defenderlo", ha dicho.

José Miguel Nuin, de I-E, ha señalado que en el Parlamento "hay propuestas de los grupos parlamentarios", y de ahí la declaración de los cuatro grupos. "Sí a defender el autogobierno, sí a defender el Convenio y sí a fijar el foco de los problemas de financiación de las políticas públicas, que están en las políticas económicas que se aplican". Según ha dicho, se han abstenido en el texto de UPN porque es "cojo".

Consulta aquí más noticias de Navarra.