El consejero municipal de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha apremiado a los grupos municipales de CHA y especialmente del PSOE a que haya un acuerdo con el equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) para que entre las tres fuerzas progresistas se aprueben las ordenanzas fiscales de 2016.

Rivarés ha conminado con especial énfasis al grupo municipal socialista a que se sume a este acuerdo al detectar después de reunirse todas las semanas con los distintos grupos municipales "sobre todo con los que parecería el acuerdo más fácil" al detallar que con Ciudadanos (C's) la relación es "muy fluida, con CHA hay más puntos de acuerdo y con el PSOE hay dos grandes disensos", porque "no he visto qué propuestas del gobierno acepta el PSOE".

En declaraciones a los medios de comunicación durante la Ofrenda de Frutos a la Virgen del Pilar, Rivarés ha explicado que hay dos opciones que pasan "por bajar los impuestos a la mayoría y apoyar al pequeño comercio y recaudar más dinero a las grandes firmas y corporaciones para hacer política social" o "mantener los privilegios de los que tienen dinero para no recaudar más y no hacer política social".

Tras dejar claro que el gobierno de ZEC apuesta por la primera opción ha subrayado que "eso no se negocia porque si se renuncia a recaudar para hacer política social abandonamos a la gente que lo necesita para mantener los privilegios de los que tienen más dinero y más propiedades y eso es cuestión de principios".

Rivarés ha explicado que "estaríamos dispuestos a recaudar menos aunque no nos gusta, pero siempre que se recaude más que en el pasado año", pero ha lamentado que "con la propuesta del PSOE no se recauda ni un euro más que el pasado año".

"bastante parecidas"

Según ha relatado, desde el gobierno de ZEC "hemos pasado de aceptar una reducción del 20 por ciento del tipo de IBI residencial al 21,7 por ciento que proponía PSOE, y en este punto hay disenso con CHA que exige el 22 por ciento y yo también lo acepto" pero ha emplazado a que se decida de común acuerdo entre PSOE y CHA.

Otra propuesta que han aceptado es aceptar nuevas bonificaciones como demanda CHA, pero "no aceptamos renunciar a recaudar y quedarnos como dice el PSOE en solo gravar a los que tienen propiedades inmobiliarias en el IBI de más de 1 millón de euros porque entonces rechazamos recaudar para poder hacer política social".

La propuesta de ordenanzas fiscales se aprobará en el próximo pleno municipal del 26 de octubre y "espero que prime el sentido común para que haya una ordenanza aprobada por los grupos progresistas o sino que haya unas ordenanzas aprobadas por el PSOE y PP porque tienen una posición bastante, bastante igual", ha observado.

Rivarés ha matizado que este acuerdo PP-PSOE en las ordenanzas fiscales "es una posibilidad. No digo que vaya a ocurrir", pero ha alertado de que "o llegamos a un acuerdo con el PSOE y CHA para bajar los impuestos de los más pobres y apoyar al pequeño comercio y gravar a los que más tienen o habrá unas ordenanzas PP y PSOE con una postura bastante común" y tras preguntarse a sí mismo que supondrá ha emplazado a "preguntarles a ellos".

Antes de concluir ha recordado que el equipo de gobierno tiene 9 concejales y está dispuesto a negociar, pero para llegar acuerdos "hacen falta posiciones dispuestas en ambas partes".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.