El Pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado este martes, por unanimidad, un proyecto de ley que autoriza al Gobierno a aumentar en 118,4 millones de euros el límite de endeudamiento de la Comunidad Autónoma, hasta los 333 millones, con el fin de disponer de liquidez para poder hacer frente al pago de proveedores, a través de un préstamo del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) de 2015 firmado el pasado mes de marzo y de "interés cero".

Así lo ha explicado el consejero de Economía y Hacienda, Juan José Sota, quien ha señalado que el contrato de ese préstamo, que asciende a 416 millones, establecía que la parte destinada a financiación de déficits anteriores a 2014 -los 118,4 millones- no se puede utilizar si no se amplía antes en la misma cuantía el techo de endeudamiento, para lo cual es necesario modificar el presupuesto.

Sota ha asegurado que se trata de una "circunstancia sobrevenida" que el Gobierno afronta "con responsabilidad". En este sentido, ha denunciado que el PP sabía que esta operación iba a ser necesaria pero no la afrontó antes de las elecciones para que no se supiera que Cantabria "iba a superar con creces" el límite de endeudamiento, lo que según ha asegurado, se va a traducir en retrasos en el pago a proveedores, cuya cuantía ha cifrado en 200 millones de euros.

El consejero ha acusado al PP de "anteponer el interés electoral al interés general", igual que hizo en su opinión al no presentar antes de las elecciones el plan económico financiero que le reclamó el Ministerio de Hacienda por superar el techo de déficit.

Pese a las críticas de Ciudadanos y Podemos por la tramitación directa y en lectura única del proyecto de ley, todos los grupos de la oposición han apoyado la ampliación del límite de endeudamiento "por responsabilidad", por tratarse de un mero trámite para poder disponer de un préstamo ya concedido y por el destino del dinero, el pago a proveedores.

La portavoz del PP y exconsejera de Economía y Hacienda, Cristina Mazas, ha criticado que el Gobierno presente esta petición "siendo como son los adalides de la rebaja de la deuda", y ha puntualizado que pese a estar firmado, el préstamo "no es de obligado cumplimiento", aunque gracias al Gobierno de Mariano Rajoy -ha dicho- ofrece "inmejorables condiciones".

Politicas activas de empleo

Por otro lado, el Pleno ha rechazado, con los 17 votos de PRC y PSOE y la abstención de los cinco diputados de Podemos y Ciudadanos, sendas mociones del PP sobre el nombramiento de Antonio Bocanegra como director general de la empresa pública SICAN y sobre las políticas activas de empleo.

En esta última iniciativa, el PP instaba al Gobierno a no aplicar recortes presupuestarios en esta materia; a mantener las políticas existentes y a convocar de forma urgente la totalidad de las órdenes de subvenciones pendientes, así como a la contratación temporal de orientadores laborales.

Los grupos que sustentan al Gobierno, PRC y PSOE, han tachado de "osadía supina y cinismo" la propuesta del PP, que "demanda lo que no hizo en cuatro años". "Los reyes de los recortes piden no recortar", ha dicho la regionalista Matilde Ruiz, quien ha destacado que el Gobierno está tratando de "paliar el desastre del PP". "Sus resultados durante cuatro años han sido nefastos, con lo cual habrá que cambiar de políticas", les ha replicado.

Ciudadanos ha opinado que tal y como están diseñadas, las políticas de empleo actuales son "ineficientes", especialmente la formación para parados. Podemos ha definido la gestión del PP en esta materia como "una pequeña vergüenza", especialmente para "los sectores más castigados por las políticas de recortes", y ha criticado que no se ejecuten las partidas en su totalidad.

El portavoz del PP, Eduardo Van den Eynde, ha defendido la gestión del Gobierno de Ignacio Diego asegurando que "si algo hizo fue buscar innovación", que se crearon nuevos programas y el presupuesto aumentó en más de 40 millones. Ha añadido que "lo que maquilla de verdad las cifras de desempleo es la formación para parados de forma "masiva", como la convocada por la coalición PRC-PSOE.

Rescisión del contrato de bocanegra

La misma votación se repitió con la moción del PP que instaba al Gobierno a rescindir el contrato de alta dirección de Antonio Bocanegra como director general de SICAN.

El portavoz del PP en esta materia y exconsejero de Obras Públicas, Francisco Rodríguez Argüeso, criticó de nuevo que el Gobierno haya nombrado como alto cargo al que fuera gerente de una empresa en liquidación, Marina de Laredo, concesionaria del puerto de Laredo -formada Ascan y FCC-, que le va a costar "mucho dinero" a los cántabros.

El portavoz de Ciudadanos, Rubén Gómez, ha afirmado que "por curriculum", el nombramiento de este ingeniero es "de los menos criticables" y ha asegurado no entender el "empecinamiento" del PP.

El portavoz de Podemos, Alberto Bolado, que ya preguntó al Gobierno sobre este nombramiento, ha opinado que el PP "no aporta nada nuevo, solo conjeturas", y que "se quiere cobrar una presa" con el único objetivo de "desgastar" al Gobierno e intentar hacer ver a la opinión pública que "les preocupa la corrupción".

Para Bolado, la moción del PP responde a "un juego de trileros que huele a vieja política, política de salsa rosa con fines electoralistas", ha dicho. Por ello, ha pedido "rigor" al PP y le ha instado a que "si creen que hay algo raro, pidan una comisión de investigación sobre el puerto de Laredo".

En la misma línea, el diputado del PSOE Guillermo del Corral ha considerado que el PP cree "haber hecho presa en una pieza que puede perjudicar al Gobierno", y se ha mostrado convencido de la "idoneidad" de Bocanegra y de que "defenderá con honestidad los intereses de Cantabria".

Por parte del PRC, Pedro Hernando ha calificado la propuesta del PP de "inadmisible y revanchista"; ha opinado que los populares "siguen anclados en una concepción de la política y de las instituciones como un corralito particular donde solo se entra si eres del partido"; y les ha reprochado que "desprestigien a un profesional sólo porque es del PRC".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.