La portavoz de IU-CA y Alternativa Alcalareña en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), María Fernández, ha manifestado este martes que su grupo está "abierto a la posibilidad" de intentar promover de nuevo un gobierno municipal alternativo si la previsible designación de Antonio Gutiérrez Limones como nuevo diputado nacional por el PSOE desencadena su renuncia a la Alcaldía y, con ello, se convoca un nuevo pleno de investidura.

En Alcalá de Guadaíra, un histórico feudo del PSOE y la tercera ciudad más poblada de la provincia de Sevilla, el PSOE ganó de nuevo las últimas elecciones municipales, pero había perdido cuatro ediles y se quedaba con nueve, lejos de los 13 ediles necesarios para la mayoría absoluta.

El PP había perdido también cuatro ediles y obtuvo sólo cinco, la agrupación Alcalá Puede, auspiciada por Podemos, irrumpía con cuatro ediles, la alianza entre IU-CA y Alternativa Alcalareña obtuvo tres, el PA conservaba sus dos ediles y Ciudadanos irrumpía con dos.

Con este escenario arrancaron los contactos entre el PP, Alcalá Puede, Alternativa Alcalareña, Ciudadanos y el PA, para buscar una fórmula gracias a la cual abrir un nuevo ciclo en el Ayuntamiento alcalareño, ofreciéndose incluso el PP a trabajar por ello "dentro o fuera del gobierno del cambio". Los concejales del PP, Izquierda Unida-Alternativa Alcalareña, Partido Andalucista y Ciudadanos, tras un encuentro entre todos ellos, manifestaban en un comunicado que Alcalá "necesita un gobierno de consenso que deje atrás 37 años del PSOE para regenerar la vida pública de la ciudad", manifestando que la candidata de IU-AA, María Fernández, "podría ser la figura que encabezase este gobierno plural y de consenso".

Giro a última hora

Pero la noche previa a la sesión de investidura, Ciudadanos anunciaba no participaría de "ningún pacto político", reclamando incluso a PP, PA e IU-Alternativa Alcalareña una "rectificación" respeto a la mencionada nota de prensa. Pocos minutos después, el presidente del PP de Sevilla, Juan Bueno, descartaba que los populares participasen del mencionado pacto, tras lo cual el socialista Antonio Gutiérrez Limones se alzó de nuevo como alcalde gracias a los votos de sus nueve concejales y de los dos de Ciudadanos.

Meses después, el destino de la Alcaldía de Alcalá de Guadaíra podría estar de nuevo sobre la mesa, al figurar Antonio Gutiérrez Limones como número tres de la candidatura del PSOE de Sevilla al Congreso de los Diputados, lo que le asegura prácticamente un escaño en la Cámara Baja. Dado el caso, María Fernández ha manifestado a Europa Press que la hipotética renuncia de Limones a la Alcaldía alcalareña para dedicarse al Congreso no supondría para el Ayuntamiento nada más allá de "una limpieza de cara", dado que a su juicio los aspectos investigados en torno a la extinta sociedad pública Alcalá Comunicación Municipal (ACM) son sólo "la punta del iceberg" de las consecuencias del largo periodo en el que el Consistorio ha estado gobernado en mayoría absoluta por el PSOE.

"terminar con el gobierno del psoe"

Dado el caso, y ante la posibilidad de que el Ayuntamiento afrontase una nueva sesión de investidura en el caso de que Limones renuncie a la Alcaldía para centrarse en su papel de diputado, María Fernández explica que IU/AA se abre a "las posibilidades de todo lo que sea terminar con el gobierno del PSOE de una forma u otra", porque "que Limones se vaya al Congreso no implica que la situación del Ayuntamiento vaya a cambiar". "¿Un gobierno alternativo? Estamos abiertos a esa posibilidad", ha dicho claramente.

No obstante, María Fernández avisa de que a día de hoy, los portavoces de las fuerzas de oposición "no nos hemos sentado" a debatir tal "posibilidad".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.