La Fiscalía de Menores de Galicia ha asegurado este martes que velará por los derechos de los dos polizones menores de edad que llegaron a San Cibrao (Lugo) a bordo de un buque que se dirigía a las instalaciones de Alcoa.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Fiscalía, fue el Ministerio Público el que solicitó que se pusiera en marcha "todo el protocolo" en este caso para comprobar que eran menores dos de los tres polizones detectados a bordo del barco.

Tras realizarse las pruebas médicas oportunas, según han indicado las mismas fuentes, se ha constatado que uno de los polizones tiene 15 años y el otro entre 16 y 17.

Los dos polizones menores han sido llevados al Centro de Menores Nosa Señora dos Ollos Grandes en la provincia de Lugo dependiente de la Xunta de Galicia, según han apuntado fuentes de la Consellería de Política Social.

FAMILIAS

Fuentes de Fiscalía y de la Xunta han explicado que "lo primero es intentar contactar con sus familias", trámite del que se encarga la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional de Ferrol, que ha asumido las actuaciones en este caso.

La Fiscalía, tras constatarse de que son dos menores, ha determinado que pasen a ser tutelados en un centro de la Xunta y "velará para que se cumpla lo establecido por la ley en estos casos".

Mientras, fuentes de Política Social han explicado a Europa Press que la Xunta ofrece "protección" a estos dos menores "en situación de desamparo" en un centro en el que se les proporciona "atención integral como a cualquier otro".

Al respecto, las mismas fuentes del Gobierno autonómico han puntualizado que será "el Estado" el que decida "qué hace con ellos". Así, han aclarado que la Xunta les da protección ante una situación de desamparo y "los alberga" en un centro "hasta que el Estado y la Fiscalía decidan cómo actuar con ellos".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.