La presidenta del Parlament, Xelo Huertas, ha explicado que finalmente ha desistido a realizar una pregunta a la presidenta del Govern, Francina Armengol, tras "reflexionar" sobre lo que era más conveniente en este momento, si bien ha insistido en que considera "injusto" que a ella se le exija una "neutralidad" que no se le reclama el resto de diputados.

Así lo ha señalado Huertas en los pasillos del Parlament, quien ha abogado porque la modificación del reglamento de la Cámara balear, que está previsto que se acometa esta legislatura, contemple expresamente que "todos los miembros de la Mesa puedan realizar preguntas de control al Govern", dejando fuera de dudas esta posibilidad.

Huertas ha dicho que no entiende que se haya producido todo este "revuelo", ya que, tal y como ha recordado, "la presidencia de la Mesa en la pasada legislatura hizo todas las preguntas del mundo", sin que pasara nada.

Se trataría, por tanto, de que los cinco miembros de la Mesa, incluida la presidenta, puedan realizar preguntas.