Una treintena de jóvenes de municipios de la provincia de Málaga están participando este mes en un curso de formación para crear y gestionar su propia empresa; una acción incluida en el proyecto europeo ESPY, cuyo objetivo principal es la prevención del desempleo juvenil en zonas rurales.

Este programa de experimentación sobre políticas sociales para jóvenes está promovido por la Diputación de Málaga con la cofinanciación de la Unión Europea a través del Programa comunitario para el Empleo y la Solidaridad Social (Progress).

El diputado de Empleo, Recursos Europeos y Nuevas Tecnologías, José Alberto Armijo, ha destacado la importancia de este tipo de iniciativas que ayudan a los jóvenes de zonas rurales a emprender y apostar por la puesta en marcha de su propio negocio, teniendo en cuenta que el desempleo juvenil genera "una gran frustración y desmotivación".

El curso, de 100 horas teóricas, forma parte del plan de fomento y apoyo a emprendedores del mencionado proyecto europeo y se desarrolla a través de una plataforma 'elearning' y de sesiones presenciales en las localidades malagueñas de Algatocín, Campillos, Cómpeta, Pizarra, Sierra de Yeguas y Villanueva del Rosario.

Los jóvenes, de entre 16 y 25 años, están adquiriendo conocimientos y capacitación para crear, gestionar y llevar la gerencia de una empresa, así como para familiarizarse con aspectos tan importantes para los negocios como el marketing. Además de la formación teórica, se harán prácticas gerenciales en diferentes empresas con un servicio de asesoramiento y tutorización.

Igualmente, se prestará un servicio de apoyo a los jóvenes, que incluirá cesión de espacios, asesoramiento empresarial, negociación en la reducción de costes e impuestos —a través de convenios con los ayuntamientos, becas, etcétera— y apoyo financiero a través de la búsqueda de fórmulas de financiación y de ayudas económicas.

Las mayores dificultades a las que se enfrentan los emprendedores, han recordado desde la Diputación en un comunicado, son los obstáculos en materia de cargas administrativas, las normas fiscales y financieras, las disposiciones de tipo económico y social, etcétera que puedan dificultar el empleo autónomo y la creación de pequeñas empresas por jóvenes.

Talleres de motivación

Previamente al inicio del curso, se desarrollaron talleres de motivación en los institutos de las localidades antes mencionadas con el objetivo de formar a los jóvenes en motivación y habilidades sociales, dotándoles de herramientas personales y sociales con el objetivo de prevenir el absentismo escolar y el desempleo juvenil.

ESPY se enmarca en la convocatoria de propuestas del programa Progress, que pretende mejorar la calidad y efectividad de las políticas sociales y facilitar su adaptación a nuevas necesidades sociales y nuevos retos. Su objetivo principal es desarrollar, experimentar y difundir medidas de activación juvenil innovadoras para prevenir el desempleo y la exclusión social en particular de jóvenes que habitan en zonas rurales periféricas.

La Diputación promueve este proyecto, en el que también participa la Universidad de Málaga (a través del departamento de Psicología Social, Antropología Social, Trabajo Social y Servicios Sociales), junto a socios de otros cinco países: Tipperary County Council (Irlanda), Regional Development Fund of East Macedonia and Thrace (Grecia), Asociación de Trabajo Social 3Sz (Hungría), Provincia Regionale di Siracusa (Italia) y Agencia de Desenvolvimento Regional do Alentejo, S.A. (Portugal).

Consulta aquí más noticias de Málaga.