Dos polizones menores de edad han sido trasladados a un centro de la Xunta tras ser detectados en un barco con destino a las instalaciones de Alcoa en San Cibrao (Lugo).

Según han informado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno en Galicia y de Alcoa, el viernes pasado un barco quedó atracado sin entrar en aguas interiores tras detectar la tripulación la presencia de tres polizones.

Ante la sospecha de que dos de ellos fueran menores, estos fueron llevados al Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) de Lugo y, tras confirmar que eran menores de edad, fueron llevados a un centro de la Xunta.

Mientras, el polizón mayor de edad, según el protocolo, tiene que ser deportado y hacerse cargo de ello el armador del barco. Fuentes de Alcoa, que han puntualizado que en casos como estos la compañía "cumple el protocolo", han señalado que el buque ya partió el domingo.

La Delegación del Gobierno ha señalado que los cuerpos de seguridad se encargan de comprobar el país de origen de los polizones y la Xunta se ha hecho cargo de los menores en un centro.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.