Guillermo Toledo
El actor Guillermo Toledo, en una imagen de archivo. GTRES

La mayoría de la gente tendría que hacer un ejercicio de memoria para recordar el tiempo en que Guillermo 'Willy' Toledo era más reconocido como actor que como fuente de polémicas declaraciones.

Nacido en Madrid en 1970, fue en 1999 cuando el actor, cuyo nombre real es Guillermo Toledo Monsalve, veía despegar su carrera con el papel de Richard en la serie televisiva 7 Vidas, donde estuvo hasta 2002. En este último año volvió a encumbrarse con El otro lado de la cama. Después llegarían Días de fútbol, El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo, Crimen ferpecto e incluso Los amantes pasajeros, de Pedro Almodóvar, en 2012.

Con formación en interpretación en EE UU y España, es el menor de cuatro hermanos e hijo de un prestigioso cirujano. Sin embargo, ningún papel le ha dado más notoriedad que su posicionamiento político y su irrespetuosa forma de defenderlo, sin miramientos a la hora de criticar o insultar a otras posturas, posiciones o sensibilidades.

El actor fue citado a declarar por el Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid en calidad de investigado por unos comentarios en Facebook en los que criticaba la apertura de juicio oral contra tres mujeres que en 2014 procesionaron una gran vagina en Sevilla bajo el nombre de El Coño Insumiso.

"Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la 'santidad y virginidad de la Virgen María'", escribió en la red social, ante lo que la Asociación de Abogados Cristianos interpuso una denuncia invocando el artículo 525, que castiga la ofensa a los sentimientos religiosos.

Tras su segunda incomparecencia a la citación, el juzgado ha emitido una orden de detención contra el actor, para que sea arrestado y puesto a disposición de la justicia para el próximo día 13 de septiembre.

Pero antes ya tuvo sus momentos de supuesta gloria haciendo declaraciones y valoraciones de todo tipo:

  • La Sexta y Carmena, "del régimen". El pasado junio el actor acudió a Al Rojo Vivo, el programa de Antonio Ferreras en La Sexta, donde arremetió contra la propia cadena. La Sexta dijo, es "la televisión del régimen" y "lo mismo que La Razón". También tuvo palabras para la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena: "Carmena es una mujer del régimen y lo ha sido toda la vida".

  • "Me cago en la monarquía y sus monarcas". Otra de sus polémicas se produjo por las declaraciones de Guillermo Toledo sobre la Fiesta Nacional celebrada del 12 de octubre, antes de la cual publicó en su cuenta de Facebook cosas como: "me cago en el 12 de octubre", "me cago en la fiesta nacional", "me cago en la monarquía y sus monarcas", "me cago en la Virgen del Pilar y me cago en todo lo que se menea".

  • A favor del régimen cubano. Para el actor la gran mayoría de los "presuntos disidentes" encarcelados en Cuba "son terroristas", y según declaró en 2010 Orlando Zapata, el preso cubano que falleció tras una huelga de hambre de casi tres meses, "no era más que un delincuente común". Para Toledo, en España, y en Europa en general, "hay una especie de persecución obsesiva y paranoide contra el Gobierno cubano". Tras la polémica por estas declaraciones matizó que a Cuba y a su régimen le queda un "larguísimo recorrido para ser una Estado igualitario, justo y democrático". Sin embargo, dijo suscribir "las mismas palabras para España".

  • Activista en favor del Sáhara Occidental. En diciembre de 2010 el actor acudía al Congreso de los Diputados, a la tribuna de invitados, durante un debate sobre una moción de IU-ICV a tenor de la crisis en el Sáhara. Guillermo Toledo acabó siendo expulsado de la tribuna al comenzar a proferir gritos, junto a otros invitados, durante la sesión. Fue detenido en ese momento, cosa que consideró el actor un castigo "por el simple hecho de ejercer la libertad de expresión de manera pacífica". El presidente del Congreso en ese momento, José Bono, recordó que "cuando alguien se manifiesta en el Congreso estando éste reunido es un tipo penal especifico" y aseguró que "no sólo se manifestaron sino que insultaron". La causa por ese incidente fue archivada más tarde.

  • Apoyo a una supuesta lucha armada en el Sáhara. Si el pueblo saharaui "deseara retomar las armas, mi ayuda iría destinada a conseguir las armas que necesiten para derrotar al invasor", aseguró el actor en 2011, aunque matizó que no apoyaría un levantamiento armado del pueblo saharaui "porque no iría a coger un fusil".

  • Detenido por supuestos destrozos en la huelga general el 29M de 2012. El dueño de un bar acusó al actor de haber sido el instigador de un grupo de personas que supuestamente entró en su local y causó destrozos por no haber secundado la huelga general. Guillermo Toledo fue detenido y puesto después en libertad. La causa contra él fue archivada porque "aunque subsisten indicios de un posible delito o falta, éstos no son suficientes para establecer un juicio de culpabilidad contra una determinada persona".

  • Contra la monarquía y el rey Juan Carlos. En 2013 el actor se pronunció sobre la salud del rey Juan Carlos, afirmando: "Con lo hinchado que está y la cantidad de pimple que se mete 'pal' cuerpo, espero que nos dure bien poquito. Y está al caer. Con lo cual, vamos a estar preparados...". Toledo arremetió contra el monarca español por considerar que fue "elegido por un dictador fascista y criminal que él adoraba [el difunto Francisco Franco] y lamía los pies desde los años sesenta". A los actuales monarcas tampoco les deseó lo mejor: "Espero que como no hay argumentos para colarnos al señor Felipe de Borbón y a su esposa Letizia, tengamos el coraje y la valentía y la determinación de no permitir que se prolongue esta monarquía fascista ni un solo día más después de que muera el señor Borbón".

  • Proyecto de vivir en Cuba. En una entrevista concedida a TeleSur en 2013 aseguró que se iría a vivir a La Habana, un proyecto que parece no haberse realizado finalmente. "La revolución ha mejorado la vida de los cubanos", sentenció entonces, y aseguró que la "gente de izquierdas" está obligada a "apoyar sin fisuras a Cuba", ya que "somos los que aspiramos a una sociedad mejor". En la misma entrevista aseguró que en España "no vivimos en una democracia", mientras que calificó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de "fascista".

  • Críticas a Podemos por haber "mucho anticomunista". Después de asegurar que llegó a tener "un pie" en la formación de Pablo Iglesias, poco después criticaba con dureza a Podemos por entre otras cosas, tener "un discurso vacío de contenido e ideología" y que no es "ni de izquierdas ni de derechas". "Ciudadanos, casta... Aquí caben todos. El fraude Villarejo. El comité organizador del congreso amañado. El puesto de Iglesias blindado. El triunvirato que todo lo sabe y todo lo decide. El nulo poder y efectividad de los Círculos. Mucho anticomunista. Mucho arribista". "Cuando lleguen las municipales, y esto se llene de alcaldes anticomunistas, capitalistas, arribistas varios será demasiado tarde", auguraba.