Aura Garrido
La actriz Aura Garrido durante la presentación de 'Vulcania' en el Festival de Sitges. GTRES

Aura Garrido (Madrid, 1989), con el éxito reciente de la serie El ministerio del tiempo, y Miquel Fernández (Barcelona, 1980), versátil actor que también ha intervenido encima de las tablas en varios musicales (Hoy no me puedo levantar, Els Pirates), o en cine en La gran familia española, protagonizan Vulcania. Es la opera prima de José Skaf, la historia de una comunidad cerrada que vive anclada en un sistema social y económico similar al de la Revolución Industrial del siglo XIX o como si fuera en los tiempos de represión de la dictadura en los años 40. Sus habitantes están controlados para que vivan solo para el trabajo, la producción de acero. Vulcania se ha presentado mundialmente en el Festival de Sitges y tendrá distribución en los cines españoles.

¿Os ha hecho especial ilusión trabajar en una producción fantástica y hecha aquí? (Miquel Fernández) Sí. Absolutamente. Primero porque es una producción fantástica, en todos los aspectos, y en segundo lugar porque es maravilloso que se puedan hacer este tipo de películas aquí y con el presupuesto tan reducido que se manejaba. (Aura Garrido) Es un tipo de cine que no sueles tener la oportunidad de hacer aquí. Y es fantástica la película también por el tono, la atmósfera o la historia que tiene. Es especial.

¿Qué aspectos o sentimientos de vuestros personajes, Jonás y Marta, trabajasteis más? (Miquel Fernández) Sobre todo trabajar ese nivel de castigo que los personajes llevan encima, y toda esa existencia gris, sin alma. Cuando Jonás conoce a Marta es cuando empieza, un poco, a ver la luz, a recuperar el alma o esas fuerzas para vivir. Pero, emocionalmente son gente muy, muy opaca simplemente porque la comunicación es nefasta en esa comunidad. (Aura Garrido) Son personajes condicionados por esa forma de vida, de estar desconectados, de vivir automatizados para, de repente, abrir los ojos y empezar a tener una esperanza. Pero en un principio, era muy interesante crear toda la parte de automatismo. Están medio muertos, flotando en la vida y pasando por ella de forma superficial.

No me siento para nada una musa del género fantástico, pero es un género que me encanta En 'Vulcania' hay algunos puntos en común con las historias de Shyamalan ('El bosque', 'Wayward Pines') o de 1984 de George Orwell y Gran Hermano. ¿Cómo creéis que las temáticas pueden conectar con el espectador? (Aura Garrido) El tema de las distopías cada espectador las va a llevar a su terreno, a sus referencias. Son personajes e historias, muy concretos aquí, pero también muy universales. (Miquel Fernández) Así es. Lo interesante es que cada uno podrá hacer su lectura.

Otro gran protagonista de la historia son esos decorados y los parajes naturales en los que viven “encerrados” los personajes. ¿Cómo fue el rodaje? (Miquel Fernández) El rodaje fue muy placentero. José (Skaf), el director, consiguió crear un clima fantástico. Además, estuvimos todos tres semanas metidos en un hotel, aislados. Acabamos conociendo a todas las familias de la localidad. El pueblo es prácticamente solo una calle un río... Y estar allí fue muy agradable, pero en cuanto a lo que tenía como especie de burbuja también nos ayudó para meternos en la piel de los personajes. Es una zona que está bastante perdida, no es muy turística. Hay un montón de cementeras abandonadas y ahora, las cementeras y las fábricas, han quedado en ruinas. Es curioso la vida que existió allí y como ahora solo quedan los vestigios.

(Para Aura Garrido) 'El ministerio del tiempo', ahora 'Vulcania'? ¿Estamos ante una nueva musa del género fantástico? Musa, para nada. Pero me encanta el género. Me gusta mucho como espectadora y me divierte muchísimo como actriz. Me quedo con todo lo que me quieran mandar.

¿Algo que nos pueda avanzar sobre la nueva temporada de 'El ministerio del tiempo'? Pues, empezar a rodar. Nos queda todo por hacer. Habrá mucha aventura, tanto las historias como los personajes que aparecerán se están cuidando muchísimo, y tendremos invitados de lujo en cada capítulo: Hugo Silva, Sergio Peris-Mencheta, Andrés Gertrudix, Pere Ponce...

(Para Miquel Fernández) En interpretación, ha tocado todos los palos: teatro, televisión, cine y sobre todo musical. ¿Aunque no atraiga a tanto público, hacer un musical debe de ser de lo más apasionante y divertido? Es divertido y es duro. Siempre he dicho que los actores de musical son superhéroes. Son 6 o 7 funciones semanales, tienes que cantar cada día. Tienes que estar siempre bien de la voz, procurar dormir las 8 horas. Y si te constipas da igual porque tienes que seguir cantando. Es muy sacrificado y poco reconocido. También es verdad que se tiende a hacer mucho business con el musical, a copiar lo que ya está hecho o a hacer franquicias. Haría falta más riesgo, más inversión, a probar con con canciones que no sean tan tontas o simples. Cuando la música te llega, te llega. Solo hace falta fijarse, por ejemplo, en la ópera. La ópera incluso a veces puede llegarte más, casi, que un monólogo.

Las redes sociales tienen un punto invasivo, pero también bonito (Para Aura Garrido) ¿En cine, siempre estará agradecida a ese personaje protagonista que interpretó en 'Stockholm'? Sí, Por supuesto. Pero lo mejor, en realidad, es que tengo mucha suerte por poder trabajar y seguir trabajando en esta profesión.

¿El tema de la fama y la popularidad les interesa, o prefieren tener papeles que les apetezca más hacer, aunque pueda ser en una obra más minoritaria, más de autor? (Aura Garrido) Cada uno tiene sus propias ambiciones. Sinceramente, a mí llegar a ser una celebridad no me preocupa en lo más mínimo. La fama es como agridulce. Tiene, por otro lado, cosas muy negativas. (Miquel Fernández) La popularidad no me preocupa. Me apetece igualmente mucho más trabajar en lo que me gusta hacer. Compartir y jugar, en una película, en una serie, en una obra de teatro, trabajar con los compañeros, con gente con talento y que le gusta lo que hace. Creo que ésta es nuestra ambición.

¿Con las redes sociales, Twitter, Facebook, Instagram... vais con cuidado o lo consideráis una buena herramienta de promoción o para estar en contacto con los fans? (Miquel Fernández) Básicamente hago muchos retuits, o las utilizo como una herramienta de trabajo. No se puede negar que tienen una importancia bastante notable en nuestro trabajo. Por lo demás, cuelgo alguna foto del curro, pero no es que las use especialmente. Es curioso, pero no lo tengo muy explorado. (Aura Garrido) Estoy en la generación de ese límite, las generaciones que han venido después ya han crecido con las redes sociales y les resultan cotidianas y, de manera increíble, cualquier cosa forma ya parte de la red social. Casi se comunican más por aquí que a través del tú a tú. Entonces, estoy en ese límite en el que las utilizo, sé que es importante, pero tampoco es que me coma mucho la cabeza con ello. Les tengo respeto y creo que es difícil encontrar el punto exacto para utilizarlas como herramienta de trabajo, saber el qué compartes porque no lo estás compartiendo solo con amigos sino con la totalidad del planeta. Hay un punto invasivo en las redes sociales que me asusta, pero por otro lado hay otro muy bonito de compartir y conocer a gente, la discusión de ciertas cosas. Tiene varias caras y es difícil encontrar el punto exacto.