Putin descarta el envío de tropas a Siria: "Independientemente de lo que pase, no vamos a hacerlo"

Personal militar ruso mientras prepara un avión de combate SU-34 ruso en la base aérea siria de Hmeymim
Personal militar ruso mientras prepara un avión de combate SU-34 ruso en la base aérea siria de Hmeymim
EFE/Ministerio de Defensa ruso

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha descartado el envío de tropas a Siria y ha asegurado que los "amigos" de Damasco ya saben que no tendrá lugar una ofensiva terrestre, "independientemente de lo que ocurra" durante el conflicto.

La aviación rusa inició el 30 de septiembre los ataques aéreos contra grupos terroristas en Siria, principalmente Estado Islámico, aunque también a grupos de la oposición a Bachar al Asad. Desde entonces, también ha ampliado esta ofensiva lanzado misiles desde el mar Caspio.

Sin embargo, la hipotética ofensiva terrestre está "descartada", en palabras de Putin, que ha concedido una entrevista a la cadena de televisión Rossiya-24. "Independientemente de lo que ocurra, no vamos a hacerlo y nuestros amigos sirios lo saben", ha subrayado, en alusión al régimen de Al Asad.

Putin, asimismo, ha negado que la ofensiva lanzada en Siria haya sido improvisada. En este sentido, ha afirmado que antes del inicio de las operaciones se realizaron operaciones de reconocimiento "aéreo y espacial" y se compararon datos con otras fuentes.

Justifica la misión en Siria

Por otro lado, Putin afirmó que la misión de los militares rusos en Siria es estabilizar a las autoridades legítimas del país árabe y crear condiciones para un arreglo político. "Nuestra tarea (en Siria) consiste en estabilizar a las autoridades legítimas y propiciar un compromiso político", dijo el jefe del Kremlin, quien añadió que Rusia comunicó a su socios con antelación sus planes para lanzar operaciones aéreas.

Destacó que la misión de los militares rusos fue minuciosamente preparada y se lleva cabo estrictamente de acuerdo a los planes, "de conformidad con el derecho internacional y a petición de las autoridades oficiales de Siria". Según Putin, si el Ejército sirio demuestra su disposición a combatir a los terroristas, "las posibilidades de lograr acuerdos políticos serán significativamente mayores".

Al margen de la ofensiva de EE UU

Rusia actúa en Siria al margen de la coalición antiterrorista que encabeza Estados Unidos y, a diferencia de este bloque, cuenta con el permiso del régimen de Al Asad. Los contactos entre rusos y norteamericanos se han limitado hasta ahora a garantizar la seguridad de sus respectivos aviones.

Putin ha asegurado que no pierde la esperanza de que otros países se sumen a la ofensiva de Rusia, con la que Moscú no quiere ni iniciar una guerra interreligiosa ni crear un imperio, según las palabras del propio mandatario, recogidas por las agencias de noticias rusas.

El presidente ha dicho estar abierto a "esfuerzos conjuntos" y ha puesto como ejemplo de esta voluntad la notificación dada a la comunidad internacional por "cortesía". "Nunca nos han notificado misiones similares, pero nosotros hemos decidido hacerlo", ha indicado.

Putin ha añadido que "la opción más fácil" sería unirse a Rusia, habida cuenta de que es el único país que tiene "mandato" del Gobierno sirio. El mandatario ha aprovechado para poner en cuestión a la coalición estadounidense por lanzar una operación "ilegal".

Además, ha revelado que Rusia ha recibido una propuesta estadounidense para "evitar incidentes" en el curso de las operaciones aéreas en Siria. "En una primera etapa, esto es mejor que nada", dijo Putin, quien añadió que los militares ruso enviaron al Pentágono sus propuestas para el trabajo conjunto en esta materia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento