Aimee Mullins
Aimee Mullins, una de las protagonistas de la exposición Howard Schatz

El Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) recibe la exposición +Humanos: el futuro de nuestra especie. Hasta el 10 de abril del próximo año convivirán en el mismo lugar humanos y robots a través de la tecnología más avanzada.

La exposición se adentra en los límites de lo que significa ser un ser humano

"+Humanos se adentra en los límites de lo que significa ser un ser humano: los límites del cuerpo, los límites de la especie, los límites de lo que es social y éticamente aceptable", aseguran los organizadores de la exposición, comisiariada por la artista Cathrine Kramer.

Alrededor de 50 artistas y varios proyectos de investigación sirven como nexo de unión para plantear preguntas acerca de la humanidad y su futuro: "¿Nos acercamos a una singularidad de una hibridación hombre-máquina, o perdemos facultades a causa de nuestra dependencia siempre en aumento respecto a las extensiones tecnológicas del cuerpo?", plantea la organización.

Nuestro futuro biotrónico

Para descifrar toda la exposición, sus encargados la han divido en cuatro bloques: Capacidades aumentadas, Encuentro con otros, Diseñando el entorno y La vida en sus límites.

Cada tema está representado por imágenes, vídeos, presentaciones u objetos que completan y contestan a muchas preguntas sobre el futuro de nuestra especie.

Prótesis diseñadas con apariencia de obras de arte, aparatos electrónicos que otorgan habilidades animales dignas de cualquier superhéroe, o historias de superación a través de personajes como Aimee Mullins, atleta paralímpica de prestigio. Todo para intentar adivinar cual será el futuro de nuestra especie, y si estamos preparados  para la evolución de la tecnología.