El hombre cuyo semen se halló en la camiseta de Asunta por error confirma que no la conocía

  • La Audiencia Provincial de A Coruña confirmó en su día su desimputación al conocerse que hubo una contaminación en laboratorio.
  • En el laboratorio de la Guardia Civil de Madrid donde se analizó la camiseta de Asunta Basterra había un preservativo con el semen de este testigo.
  • También ha declarado en la octava sesión del juicio por el crimen una amiga de la niña fallecida: "Era feliz y bromista", aseguró.
Imagen tomada del circuito cerrado de televisión del juicio por le crimen de Asunta Basterra.
Imagen tomada del circuito cerrado de televisión del juicio por le crimen de Asunta Basterra.
EFE/Xoán Rey

El hombre cuyo perfil genético coincide con el de la mancha de semen hallada en la camiseta que vestía Asunta Basterra el día que murió, el 21 de septiembre de 2013, ha remarcado que "nunca" conoció ni vio a esta "niña, ni a los padres ni a nadie de su entorno".

En la octava sesión del juicio por el crimen, este testigo, que ha declarado por videoconferencia desde la capital española, ha insistido en que lo único que conoce sobre este caso es todo lo visto "en las noticias", y ha apuntado que ese año, 2013, él no estuvo en Galicia.

Cerón ha relatado lo que hizo aquel sábado de septiembre en el que asegura que estuvo en Madrid, recogiendo su traje de novio, y cenando en un restaurante con su pareja, su hermana y algunos de sus amigos. Para los abogados de Rosario Porto y Alfonso Basterra, los padres de la menor y únicos imputados en el caso, este testimonio actual contiene numerosas contradicciones en relación al efectuado en diciembre de 2013.

El testigo ha argumentado que, como es lógico, no recordaba con exactitud lo que hizo esa tarde puesto que fue preguntado por los hechos meses después y tuvo que "hacer memoria", junto a su familia, para precisar los datos.

Sobre una llamada recibida en su teléfono móvil por parte de su pareja cuando, supuestamente, y según su declaración, él estaba con ella, el testigo ha explicado que era habitual que su novia le diese "toques" puesto que su dispositivo móvil "funcionaba mal" y querían comprobar si "tenía señal o daba apagado".

En el laboratorio de la Guardia Civil de Madrid donde se analizó la camiseta de Asunta Basterra había un preservativo con el semen de este testigo, vestigio relacionado con otra causa, una denuncia por presunta agresión sexual, por lo que siempre se atribuyó la ligazón con el caso Asunta a un error.

El presidente del tribunal, el magistrado Jorge Cid, ha llamado durante la jornada la atención a los abogados de la defensa y les ha exigido que no sometan al testigo, tal cual "como si fuese un acusado", porque la Audiencia Provincial de A Coruña confirmó en su día la desimputación del mismo.

"Era feliz y bromista"

Por otro lado, también ha declarado por videoconferencia en esta octava sesión la amiga de Asunta que actualmente tiene 14 años y ha respondido a las preguntas del abogado de la madre que la niña, hallada muerta en septiembre de 2013, era "feliz y bromista".

Durante la breve intervención de la menor, que solo ha sido interrogada por la defensa de Rosario Porto, la acusada de asesinar a su hija adoptiva ha roto a llorar y ha tenido que utilizar un pañuelo para secarse las lágrimas, mientras se tapaba la cara con las manos.

La compañera de Asunta ha recordado que "un día" la niña le contó, por 'Whatsapp', que le habían intentado "matar". "Pero como era muy bromista pensé que no era en serio", ha apuntado.

Por otro lado, la amiga de la familia que recogió las cenizas de Asunta "a finales de octubre" de 2013 ha explicado que lo hizo tras ponerse en contacto con el abogado de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, ya que la madre de la niña y su exmarido "estaban encarcelados".

Además, ha definido como "maravillosa" la relación de Porto con Asunta y ha dicho que también era "muy buena" con su padre y con su abuelo, del que ha afirmado no tener "noticia" y desconocer si le dejó bienes a su nieta tras fallecer.

La teoría de que Asunta "sobraba"

Precisamente, el penalista Gutiérrez Aranguren ha considerado que las pruebas testificales están desmontando la teoría de que Asunta estorbaba a sus padres.

"Toda esta historia de que la niña sobraba, está cayendo de forma contundente", ha señalado a la prensa, y ha recordado que varios testigos han coincidido en que la víctima era una niña feliz y muy querida por sus padres.

En todo caso, a su salida de los juzgados compostelanos en los que se celebra el juicio, ha criticado la "vehemencia" empleada por algunos testigos que mostraron un "odio patente", además de un "notorio afán" de perjudicar a su cliente, como fue el caso, ha dicho, de las profesoras de música de Asunta.

Por ello, ha avanzado que no descarta pedir la deducción de testimonios, "es una cosa que tengo muy presente". Así las cosas, ha insistido en que todavía resta la parte más importante de la vista, "quedan por ver cosas fundamentales, lo importante, la causa de la muerte, la hora de la muerte, de momento estamos con los fuegos artificiales", ha advertido el letrado.

Para Aranguren son de especial relevancia las pruebas periciales en las que los expertos demostrarán que "no había datos relevantes" que permitan establecer la hora de la muerte, que, según defiende, no ocurrió entre las "4 y las 8" como se sostiene en la instrucción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento