Okupas lucha social
Un grupo de okupas en un colegio de Malasaña

El colectivo ´Rompamos el silencio´ abandonó hoy el antiguo colegio del barrio de Malasaña , tras dar por finalizada la cuarta "Semana de la Lucha", aunque el espacio no quedará libre puesto que un nuevo grupo denominado ´Atravesando el tsunami´ tomará las riendas de este edificio.

Fue sede de la Semana de la Lucha

Según informó una portavoz de ´Rompamos el Silencio´ , el inmueble fue ocupado el pasado 1 de julio con la intención de "utilizarlo, tan sólo unos días como sede de la Semana de la Lucha" y poder así coordinar todas las acciones llevadas a cabo por los miembros de Rompamos el Silencio.

Queremos abrir el edificio, tantos años cerrado, a los movimientos sociales y las gentes de Madrid

Inmediatamente después de informar sobre su desalojo, el colectivo ´Atravesando el tsunami´ anunció que pasará a ocupar este espacio para "abrir el edificio, tantos años cerrado, a los movimientos sociales y las gentes de Madrid".

´Atravesando el tsunami´ está formado por cerca de 20 miembros y llevan a cabo acciones sociales desde hace un año, según indicó una portavoz.

Este colectivo pretende ocupar el edificio de la calle Acuerdo durante un tiempo indeterminado para crear tres espacios de trabajo en los que se traten temas como la precariedad, la migración y la cultura.

Encuentro con vecinos

Para ello, tendrán un primer encuentro con los vecinos del barrio el próximo 11 de julio y al día siguiente, 12 de julio, mantendrán una reunión similar con colectivos y movimientos sociales que deseen colaborar en la construcción de este espacio.

"A partir de este mismo instante entramos en esta antigua escuela, abandonada durante siete años, en un ejercicio de reivindicación política que pretende denunciar las dinámicas especulativas que asolan esta ciudad y devolver espacios a las redes sociales que la conforman", subrayó la portavoz.

Atravesando el tsunami insiste en que no tiene relación ninguna con Rompamos el Silencio

´Atravesando el tsunami´ insistió en que es un grupo independiente y no tiene nada que ver con Rompamos el Silencio y que, además, tienen un objetivo social distinto al colectivo que ha desarrollado acciones sociales a lo largo de la semana pasada.

Por su parte, la portavoz de Rompamos el Silencio reivindicó las acciones ejecutadas por el grupo entre el 30 de junio y el 7 de julio tales como la protesta simbólica en la Empresa Municipal de Vivienda de la Comunidad de Madrid, la concentración frente a la empresa Prosegur o el pasacalles celebrado el pasado 4 de julio para denunciar las políticas de propiedad intelectual.

Cine Bogart, el año pasado

El año pasado ´Rompamos el Silencio´ ocupó el antiguo cine Bogart para celebrar la tercera edición de la "Semana de la Lucha" y reivindicar así, a través de distintos ejes, el fin de la precariedad, el derecho a una vivienda digna o la reforma de la educación, entre otros asuntos.