Locura y razón, y el monstruo del fanatismo: reyes de la última novela de Salman Rushdie

  • El Círculo de Bellas Artes reconoce al autor británico nacido en Bombay con su máximo galardón: la Medalla de Oro.
  • Coincide la entrega del premio con la publicación de su última novela: 'Dos años, ocho meses y veintiocho noches'.
  • El fanatismo preside esta ficción en la que fantasía, crítica y humor se funden.
El escritor británico Salman Rushdie.
El escritor británico Salman Rushdie.
ARCHIVO

La Era de la Extrañeza: así de clara y tajante, metafórica y tan realista al mismo tiempo que sería hipócrita cerrar los ojos, es la época en la que Salman Rushdie sitúa su ultima y muy reciente novela (publicada en español el 6 de octubre), Dos años, ocho meses y veintiocho noches (Seix Barral).

Un tiempo que bien podría ser (¿no lo es?) el actual y que le sirve a uno de los mayores expertos (estudió Historia en Cambridge) en religión e historia islamista, para plantear algunas de las grandes batallas: bien y mal, razón y locura, y sobre todo fanatismo...

Conoce bien lo que escribe: sus Versos Satánicosle costaron la sentencia a muerte, pena dictada por el ayatolá Jomeini, líder religioso de Irán en aquella época (1989).

Por suerte, los galardones y el reconocimiento han ganado la batalla a semejante condena; el último, la Medalla de Oro que acaba de concederle el Círculo de Bellas Artes.

Y de arte también sabe mucho o lo sabe todo este autor británico nacido en la India en 1947, del arte de conjugar lo más crudo con el humor más fino.

En este último libro lo lleva al extremo: incluso él mismo confiesa haberse divertido mucho escribiéndolo. No le es en absoluto ajeno al autor de Hijos de la medianoche cómo lograr que la crítica se cuele de contrabando en la conciencia. Y así, sin posibilidad de 'plantar' un muro.

A través de personajes como un jardinero que no puede tocar el suelo o un dibujante de cómic convertido irremediablamente en superhéoe o un bebé capaz de señalar y marcar a los 'impuros' con erupciones en la piel, Rushdie plantea la gran batalla, que durará lo que anuncia el título y cuya suma da, de casual no tiene nada, las 1001 noches.

Noches para liberar los grandes y peores fantasmas de nuestra era, la era que nunca acaba, la del fanatismo... Porque cuando el rey es él, ¿qué cantidad de monstruos, de los de Goya, podrían poblar nuestra vida?

O como la leyenda del grabado de El sueño de la razón produce monstruos de Goya reza: "La fantasía abandonada de la razón produce monstruos imposibles: unida con ella es madre de las artes y el origen de las maravillas".

Salman abre su novela con este grabado. Más que una declaración de intenciones, una declaración de humildad: ¿para qué intentar decir mejor lo que ya se ha nombrado del modo más acertado?

Novela que vuelve a confirmar que para ser un buen rebelde hay que ser además de valiente un maestro y un sabio. Su ingenio no tiene fecha de caducidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento