Greenpeace anima a las CCAA a pedir la prohibición de cultivos transgénicos al Gobierno en consonancia con media Europa

La organización Greenpeace ha animado a las comunidades autónomas a que soliciten la prohibición de los cultivos transgénicos en su territorio al Gobierno ante el amplio rechazo del resto de países de la Unión Europea a estos cultivos modificados genéticamente, del que está al margen España.
Campo de maíz transgénico
Campo de maíz transgénico
GREENPEACE

La organización Greenpeace ha animado a las comunidades autónomas a que soliciten la prohibición de los cultivos transgénicos en su territorio al Gobierno ante el amplio rechazo del resto de países de la Unión Europea a estos cultivos modificados genéticamente, del que está al margen España.

Así, la ONG lamenta que España esté "cada vez más al margen de la corriente dominante" en la UE en materia de transgénicos y, por ello, insta a las comunidades autónomas que soliciten la prohibición de transgénicos en sus territorios, hasta que finalmente se rechacen en toda España.

Además, anima a los partidos políticos que incluyan en sus programas electorales la prohibición de estos cultivos porque "mientras la desconfianza en la UE crece y, al menos 15 países quieren prohibirlos, España sigue cada vez más al margen de esta corriente".

De momento once países de la UE: Austria, Croacia, Francia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, los Países Bajos, Polonia, Alemania y Chipre) y cuatro administraciones regionales (Valonia, Bélgica y Escocia, Gales e Irlanda del Norte, en el Reino Unido) han notificado formalmente a la Comisión su intención de prohibir los cultivos transgénicos bajo las nuevas normas de la UE. Todo apunta también a que los gobiernos de Bulgaria, Dinamarca, Italia y Eslovenia y otras tres administraciones regionales.

En total, estos países y regiones supone el 65 por ciento de la población de la UE y el 66,2 por ciento de su superficie agrícola.

Hasta ahora, las prohibiciones notificadas no se aplican sólo al único transgénico actualmente aprobado para cultivo en la UE, el maíz insecticida de Monsanto, conocido como MON810, sino también a los siete cultivos transgénicos a la espera de aprobación por parte de la Comisión. Todos son maíces transgénicos.

La directora de Política Alimentaria de la UE de Greenpeace, Franziska Achterberg, ha destacado que "sólo" la Comisión puede restaurar la confianza en el sistema de la Unión Europea y puede hacerlo "pulsando el botón de pausa para las nuevas solicitudes de autorización de cultivos transgénicos o bien reformando con urgencia las evaluaciones de riesgo y el sistema de autorización".

Ante este panorama europeo, España es "el único Estado miembro que permite el cultivo de transgénicos a una escala importante (unas 132.000 ha 2014 según las estimaciones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y unas 83.000 ha según la información de las CCAA) lo que le aleja cada vez más de la tendencia dominante en la UE en esta materia.

Sin embargo, comunidades autónomas como el País Vasco, Asturias, Islas Canarias, Islas Baleares y Galicia aprobaron en el pasado resoluciones para prohibir el cultivo de transgénicos y otras, como Cantabria y Castilla y León (la primera productora de maíz de España), siguen sin sembrar este tipo de maíz.

El responsable de agricultura de Greenpeace España, Luis Ferreirim, de cara a las próximas elecciones generales, ha animado a los partidos políticos a incluir la prohibición de cultivos transgénicos y una apuesta decidida por la agricultura ecológica en sus programas electorales. "Los Estados miembros que permitan el cultivo de transgénicos están obligados a poner en marcha medidas que impidan la contaminación genética transfronteriza" ha concluido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento