España aboga por aplicar antes todas las homologaciones para las emisiones reales en carretera

  • Los ministros de Industria de la Unión Europea tratarán este jueves el escándalo de Volkswagen.
  • El titular español, José Manuel Soria, pedirá que los coches pasen "inspecciones muestrales" una vez que estén circulando.
  • Fuentes comunitarias afirman que el debate servirá como "primer intercambio", pero que no será ni mucho menos la "última palabra" en este caso.
  • Del tema se hablará en un almuerzo de trabajo, en el que no está previsto que este asunto forme parte del orden del día oficial.
Vista de una de las fábricas de la marca Volkswagen en Salzgitte, Alemania.
Vista de una de las fábricas de la marca Volkswagen en Salzgitte, Alemania.
Philipp Von Ditfurth / EFE

Los ministros de Competitividad e Industria de la Unión Europea (UE) abordan este jueves el escándalo de los motores de vehículos diésel manipulados por el fabricante alemán Volkswagen para alterar sus datos sobre emisiones de gases contaminantes.

A su llegada a este encuentro, el titular español, José Manuel Soria, ha abogado por introducir antes de otoño de 2017 el sistema que se aplicará en la UE para todas las homologaciones de vehículos en relación a los límites de emisiones reales en carretera que no se podrán sobrepasar.

"Deberíamos trabajar a fin de hacerlo en un plazo más corto si fuera posible. Pero en cualquier caso es importante que tengamos las mejores normas que podamos tener", ha señalado.

El objetivo de la Comisión Europea (CE) es que los límites de emisión que no deberán sobrepasarse sean aplicables a todas las homologaciones en otoño de 2017 y a los modelos nuevos en el otoño de 2018.

Los ministros debatirán sobre la crisis de Volkswagen en un almuerzo de trabajo en el marco de un Consejo de Competitividad de la UE en Luxemburgo, en el que no está previsto que este asunto forme parte del orden del día oficial, según informaron fuentes comunitarias.

Fuentes comunitarias indicaron que el debate de los ministros servirá como "primer intercambio", pero que no será ni mucho menos su "última palabra" en este caso.

"Armonizar reglas con países no europeos"

En opinión de Soria, las nuevas medidas que se discuten actualmente "tienen que ser las mismas que aquellas aprobadas por las autoridades nacionales de homologación", y además hay que "hacer un esfuerzo para armonizar estas reglas sobre emisiones con países no europeos también", sostuvo.

A juicio del ministro español, el sistema actual de autoridades nacionales de homologación no es malo, pero considera que la UE "debe garantizar que las emisiones reales sean consistentes con las teóricas".

Soria ha reiterado que él va a proponer en el consejo de ministros de la UE "que tomemos medidas, medidas que tienen que ser europeas".

"No esperamos medidas nacionales; esto es un problema europeo", recalcó Soria, quien ya adelantó el miércoles que propondrá que, en lugar de someter a los vehículos a un "banco de pruebas" previo a la venta, como se hace hasta ahora en Europa, los coches pasen "inspecciones muestrales" una vez que ya están circulando.

El titular español pidió que las medidas que se tomen "tengan en cuenta que la industria de los motores diésel en Europa es clave para el sector automovilístico, de manera que cabe "combinar las nuevas reglas para medir las emisiones reales con la importancia de la industria automovilística".

"Investigaciones a nivel nacional"

Por su parte, la CE ha invitado a los Estados miembros a hacer "las investigaciones necesarias a nivel nacional" y a remitir esa información a Bruselas. La CE ha recalcado que, aunque esta institución es la que establece el marco regulador aplicable a las pruebas para medir las emisiones, son los Estados miembros los encargados de realizar los exámenes a los vehículos y de darles el visto bueno.

La comisaria de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, Elzbieta Bienkowska, se reunió el martes con el miembro del consejo de administración de Volkswagen y presidente del consejo de administración de la marca Volkswagen Passenger Cars, Herbert Diess, para pedirle explicaciones.

Cuando salió a la luz el escándalo la semana pasada en Estados Unidos, Bruselas invitó a todos los países miembros a investigar cuántos vehículos certificados en sus territorios llevan motores afectados por la manipulación, y no sólo los automóviles de Volkswagen, sino también otras marcas y fabricantes.

La CE ha dicho desde el principio que expertos comunitarios ya advirtieron del riesgo de fraude en las mediciones de emisiones contaminantes de los coches en 2013 en un informe del Centro Común de Investigación de la Comisión. Alertaron también de que las pruebas de laboratorio no se ajustaban a las emisiones reales de los vehículos en carretera, y del posible uso de dispositivos de desactivación de los controles.

Por ese motivo, la CE ya se había propuesto introducir nuevos procedimientos para testar el respeto del límite de las emisiones, una reforma de las pruebas que confía en que se pueda aplicar a partir del año próximo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento