Esta vez no ha podido ser, y la Alhambra se ha quedado con las ganas de convertirse en una de las siete maravillas del mundo.

Los granadinos se han quedado decepcionados ante el "fracaso" del edificio emblemático y significativo de su ciudad, aún así celebran el que se haya encontrado entre las 21 candidatas a optar a convertirse en una maravilla mundial.

Siempre tuvimos los pies en el suelo y sabíamos de las dificultades de estar entre las Siete Maravillas

Las Nuevas Siete Maravillas son:
La Gran Muralla China, Ciudad de Petra (Jordania), Cristo Redentor (Río de Janeiro), Machu Pichu (Perú), El Coliseo (Roma), Chiechen Itzá (México) y Taj Majal (India).

En un espectáculo de luz, música y famosos celebrado en el Estadio de La Luz de la capital portuguesa, la Fundación creada por el aventurero suizo Bernard Weber anunció el resultado de un concurso por Internet y mensajes de texto telefónico en el que se recibieron más de cien millones de votos.

Varios monumentos de los 21 preseleccionados para obtener el título que estaban semanas antes entre los favoritos no llegaron a los primeros lugares, como las estatuas de la isla de Pascua, en Chile, la Acrópolis de Atenas o la Alhambra de Granada.

"Illa, illa, Alhambra maravilla"

La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, ha reconocido que se siente "decepcionada" porque la Alhambra de Granada no fue proclamada una de las Nuevas Siete Maravillas del mundo.

"Siempre tuvimos los pies en el suelo y sabíamos de las dificultades de estar entre las Siete Maravillas", aseguró la consejera, que asistió en Lisboa al anuncio de los monumentos que se suman a la Pirámide de Giza (Egipto), el único que sigue en pie de la lista clásica.

Torres destacó la magnífica campaña realizada por Granada y la unión de todas las instituciones y ciudadanos españoles en favor de esta iniciativa.

Al grito de "Illa, illa, illa, Alhambra maravilla", la consejera explicó que varios ganadores felicitaron a los responsables de la candidatura española, porque muchos de ellos apostaron porque el monumento andaluz estaría entre las Nuevas Siete Maravillas.

La consejera de Cultura fue rotunda y consideró que la Alhambra merecía estar entre las siete ganadoras y aseguró que ella habría hecho otra lista diferente y concluyó "nadie nos puede negar que somos la Octava Maravilla".