El primer relevo de soldados españoles llega a Líbano

  • Se ha llevado a cabo la primera de las cinco rotaciones para sustituir a la brigada paracaidista.
  • El nuevo contingente está compuesto por 1.100 integrantes.
  • Los familiares se despidieron de ellos con gran preocupación.

Un primer grupo, compuesto de 171 militares españoles adscritos a la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable (BRILAT), ha llegado al Líbano para iniciar el relevo del contingente destacado en ese país dentro de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (FINUL), según informaron fuentes militares.

Este nuevo grupo de cascos azules llegó hacia las 22.00 horas de este sábado, al aeropuerto internacional Rafic Hariri de Beirut.

Se
espera que se trasladen a la base "Miguel de Cervantes" donde está el cuartel de la Brigada Este de la FINUL, bajo mando español, cerca de la localidad meridional de Marjayoun.
El relevo de las tropas españolas destacadas en el Líbano, seis de cuyos miembros, tres de ellos de origen colombiano, fallecieron el pasado 24 de junio en un atentado terrorista,
se realizará en cinco rotaciones hasta sustituir a sus 1.100 efectivos, que actualmente pertenecen en su mayoría a la Brigada Paracaidista (BRIPAC).
El segundo grupo, con 57 militares,
saldrá el domingo sobre las
22.05 horas del aeropuerto de Lavacolla , y el tercero, con 119 soldados, lo hará el lunes a las 12.35 horas desde el aeropuerto de Ranón en Oviedo.

De los 1.100 militares del nuevo contingente, un 7% son mujeres y un 2% soldados de origen extranjero.
El calendario estimado concluye el día 15 de julio, para entonces deben estar plenamente operativos los cascos azules de la brigada en Líbano, en cumplimiento de la resolución 1.701 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Por otra parte, está previsto que
los primeros 190 militares que regresarán a España lleguen el domingo a Madrid y el lunes lo hagan otros 150.

Los soldados que España mantiene en el Líbano contribuyen a la labor de la FINUL de asegurar la paz en el país, tras la guerra de Israel contra la guerrilla chií Hizbulá, entre julio y agosto del 2006.

Entre lágrimas y alegría

Los familiares, que acudieron a despedir a los soldados entre preocupación y lágrimas, mostraron su inquietud, especialmente tras la muerte de seis militares españoles en el Líbano a finales de mayo pasado en un atentado.

"Si estás un poquito al día de las noticias puedes pensar lo peor", comentaron unos familiares que reconocieron que el soldado marcha "súper animado".

En cambio, la esposa de otro militar confesó haberle pedido que "aunque sea una vez al mes" se comunique con ella "para saber que habla, que es él y que está bien".

"Él va con toda la esperanza", añadió la mujer, y subrayó que los soldados "van contentos porque van como una pandilla de amigos, en plan de aventura".

Lamentó que "a veces pasan cosas", en alusión al reciente atentado, y añadió que debido a ello los familiares están "más preocupados". La mujer de otro soldado comentó que "lo único que pidió" antes de salir fue que "cuidara mucho al bebé, al pequeño".

Van contentos porque van como una pandilla de amigos, en plan de aventura

También el padre de otro joven soldado reconoció que este tipo de misiones responden a decisiones de política internacional, pero que "cuando toca a un familiar, a un hijo, se ve desde un punto de vista muy diferente".

Hasta el recinto militar se acercó a despedir a los soldados el General Jefe de la BRILAT, José María Prieto. Fue un "hasta luego" porque el mando español se desplazará en los próximos días a la zona para ponerse al frente de los 4.000 hombres de los ejércitos de España, Malasia, India, Nepal, Indonesia y Polonia que están en la base "Miguel de Cervantes", según informa nuestro enviado especial Juanjo Amorín.


¿Por qué están las tropas españolas en el Líbano?
El 12 de Julio de 2006 Hizbulá (Partido de Dios) atacó a Israel. Este estado reaccionó con contundencia y durante varias semanas de ese mismo mes bombardeó diferentes zonas del Líbano. Un mes más tarde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobaba la Resolución 1701 que determinaba el despliegue en la zona de 15.000 soldados, 20 por kilómetro cuadrado, de fuerzas internacionales. Se constituía así la FINUL (Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano).

España decidió aportar a esa petición de la ONU más de 1100 soldados dentro la misión bautizada como Operación “Libre Hidalgo”. Naciones Unidas le encomendó el Mando del Sector Este del FINUL del que forman parte contigentes de la India, Nepal, Indonesia, Malasia y Polonia, más de 4000 hombres en total.

Las tropas españolas tienen su base en el sur del Líbano, en Marjayoun, muy cerca de la frontera con Israel. El acuartelamiento que dirigen las tropas españolas se bautizó como Miguel de Cervantes.

Artículos relacionados

Mostrar comentarios

Códigos Descuento