José Manuel Soria
El ministro de Industria, José Manuel Soria. ZIPI / EFE

Un acto que celebra el 25 aniversario de la Asociación de Asesores Fiscales de Canarias impedirá este miércoles al ministro de Industria, José Manuel Soria, dar las explicaciones correspondientes al escándalo del caso Volkswagen durante la sesión de control en el Congreso.

El grupo socialista había presentado este lunes una pregunta de urgencia al Gobierno—cambiando una de las preguntas que habían registrado el viernes de la semana pasada— tras el cariz que ha tomado la crisis de Volkswagen y su efecto en el parque automovilístico español. Este mismo martes se ha sabido que el fabricante español Seat ha equipado 700.000 unidades con las centralitas del motor EA189 que manipulan el nivel de emisiones y que el grupo automovilístico alemán ha paralizado la venta en nuestro país de 3.320 vehículos en stock de las marcas Seat, Volkswagen, Audi, Skoda y Volkswagen Vehículos Comerciales.

Dirigimos la pregunta al Gobierno, nos daba igual que la respondiera Soria u otro miembro del EjecutivoSoria, sin embargo, no estará para contestar a las preguntas de la oposición porque acudirá a un evento en las islas Canarias con la asociación de fiscales del archipiélago. El ministro de Industria, de origen grancanario y que fue presidente del Cabildo insular de Gran Canaria entre 2003 y 2007 —aparte de alcalde de Las Palmas durante ocho años— se comprometió "hace tiempo" a acudir al evento, según fuentes del ministerio de Industria.

Estas mismas fuentes, sin embargo, no pudieron confirmar hasta mediada la tarde de este martes cuál era el motivo del desplazamiento del ministro al archipiélago, que le iba a impedir acudir a la sesión de control en el Parlamento. Este medio ha intentado ponerse en contacto varias veces con la Asociación de Asesores Fiscales de Canarias, sin éxito.

"En realidad, nosotros dirigimos la pregunta al Gobierno, nos daba igual que la respondiera Soria u otro miembro del Ejecutivo", aseguran desde el grupo parlamentario socialista que, al conocer la ausencia del ministro, decidió dirigir la pregunta al ministro de Economía, Luis de Guindos. El Gobierno, sin embargo,  ha optado por no contestar a la pregunta en esta sesión y esperar a la disponibilidad del ministro de Industria.

La cuestión presentada por los socialistas era: "¿Cómo piensa el Gobierno tranquilizar a los posibles afectados por el fraude de la emisión de contaminates en los motores de Volkswagen?". Una pregunta que no será respondida durante el pleno de este miércoles, ni en próximo miércoles porque el Congreso no ha programado pleno para ese día. Tendrán que pasar 14 días para que Soria pueda ser interpelado por los grupos de la oposición por el caso Volkswagen.

El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ha censurado el aplazamiento de la pregunta y  lo ha considerado un "grave error" porque es un asunto que "afecta a miles de propietarios de vehículos y trabajadores" y a un sector "fundamental" como el automovilístico. A juicio del portavoz socialista, en lugar de Soria —que este martes presidía el 50 aniversario de la refinería de la Rábida, de Cepsa— podía haber contestado la pregunta algún otro ministro.

También el portavoz del grupo de Izquierda Plural en el Congreso, José Luis Centella, ha lamentado la postura del Gobierno. Según Centella, el Gobierno "mira para otro lado" en la crisis de Volkswagen "porque está a lo suyo, que es contentar a los que han dirigido la política económica del Gobierno en esta legislatura, que son los intereses económicos".