La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas, dos de ellas de nacionalidad italiana, como presuntos autores de tres robos con fuerza cometidos en domicilios y un bar del bajo Albaicín, e integrantes de una banda desarticulada en junio a la que se atribuye una treintena de robos en la zona.

Se trata de un grupo organizado que en los últimos meses perpetró numerosos robos en el bajo Albaicín y las inmediaciones de la calle Elvira y que operaba fundamentalmente en domicilios, a los que accedían mediante "escalo" y de los que sustraían principalmente material informático, informó hoy la Policía Nacional en una nota.

Tras perpetrar los robos, el grupo se valía de "pies negros" para vender en el mercado negro los efectos sustraídos, según la policía, que precisó que sus integrantes solían residir y pernoctar en inmuebles abandonados próximos a los violentados, de ahí que conocieran la rutina y horarios de sus inquilinos.

A los ahora detenidos se les imputa además un expolio perpetrado en una casa deshabitada y pendiente de rehabilitación de la calle Escudo del Carmen, donde uno de los arrestados accedió varias veces hasta sustraer dos columnas de madera talladas del siglo XVI, de alto valor histórico y catalogadas como Patrimonio Histórico.

También se llevó varios zócalos (piezas de cerámica) del siglo XVII que sí han podido ser recuperados.

Los detenidos, que cuentan con numerosos antecedentes, son los italianos G.V. y R.A.P.E., y F.J.P.C. y J.M.Y.L., todos con edades comprendidas entre los 26 y los 32 años.