El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, informó en el Consejo de Ministros sobre la reforma de la ley de recompensas militares, que permitirá la concesión de la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo a los muertos en acciones violentas, como atentados o minas, ante los que no es posible reaccionar.

Por su parte la vicepresidente del Gobierno ha anunciado que el Gobierno va a conceder la nacionalidad española a los tres soldados colombianos fallecidos por acto terrorista en el Líbano .

Reforma del la Ley

Con la reforma de la normativa vigente propuesta por Defensa, el ministro Alonso quiere "acabar con la situación de discriminación provocada por el real decreto de 2003", según informaron fuentes de su departamento, con efecto retroactivo.

La futura normativa servirá para tratar de igual forma a todos los muertos en ataques a misiones en el exterior y acabará con la polémica entre el PP y el Gobierno sobre el color de las medallas -amarillo o rojo- que se conceden.

Se concederá también a los soldados fallecidos por actos violentos sin posibilidad de respuesta armada, como el estallido de una mina
En la nueva redacción de dos artículos (36 y 37) no hará falta acreditar el uso de la fuerza o el valor en acciones hostiles, concediéndose dicho distintivo también a aquellos soldados fallecidos por actos violentos sin que sea posible reaccionar con fuerza armada, como el caso de un atentado o el estallido de una mina.

Ello permitirá conceder la medalla con distintivo rojo, entre otros, a los últimos soldados muertos en Líbano, a consecuencia de la explosión de un coche bomba, y de los dos soldados muertos en Afganistán -Jorge Arnaldo Hernández e Idoia Rodríguez-, tras pisar una mina anticarro el vehículo en el que viajaban.

Nacionalidad para los soldados colombianos

Por otro lado, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció que el Gobierno concederá la nacionalidad española a los familiares de los tres soldados colombianos fallecidos en acto de servicio a causa del atentado ocurrido el pasado día 24 en el Líbano.

Es para nosotros uno honor reconocer como compatriotas a quienes, como sus padres, sus hijos y cónyuges, dieron la vida por la paz y por nuestro país

La concesión se hará por carta de naturaleza, al concurrir razones excepcionales, y de ella se podrán beneficiar el cónyuge y los familiares en primer grado y hermanos de los fallecidos.

"Es para nosotros un honor reconocer como compatriotas a quienes, como sus padres, sus hijos y cónyuges, dieron la vida por la paz y por nuestro país", dijo Fernández de la Vega.

Los colombianos Jeferson Vargas Moya, de 21 años, y Juan Edison Posada y Jackson Castaño Abadía, ambos de 20, murieron en el atentado junto a otros tres militares españoles integrantes de la misión de paz de Naciones Unidas en el Líbano.

Los familiares de los tres soldados de origen colombiano también cobrarán la misma indemnización que la de los tres paracaidistas españoles.