La patronal de operadores alternativos a Telefónica, Astel, ha hecho declaraciones acerca de la multa impuesta por la Comisión Europea a Telefónica de "acertada y satisfactoria", según ha afirmado el director general de la organización, Lionel Fernández.

Mientras, la Asociación de Internautas (AI), la Asociación de Usuarios de Comunicación (AUC) y la Asociación pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales (ADECES) han mostrado su preocupación por la "desconfianza que esta decisión generará en los mercados".

La Comisión Europea (CE) anunció una multa de 151,875 millones de euros a Telefónica por abuso de posición dominante en el mercado mayorista de banda ancha.

Astel aseguró que la decisión de la CE se dirige a sancionar la práctica anticompetitiva seguida por Telefónica y evitar que se vuelva a producir.

Explicó que ha llamado en varias ocasiones la atención ante esta actuación de Telefónica, que, según la CE, impuso durante más de cinco años unos precios abusivos a sus competidores por permitirles utilizar su infraestructura de banda ancha.

Recordó que, según los datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Telefónica ingresó sólo en 2006 más de 1.400 millones de euros por servicios de ADSL, lo que entre los cinco años en los que se produjo esa situación ganó cerca de 6.000 millones de euros.

Fernández detalló que la CE ha considerado que se había producido un "pinzamiento de precios" cuando la compañía, la única con red de telefonía fija en toda España, redujo la diferencia entre los precios mayoristas y los que cobraba a sus clientes de ADSL.

De esta manera sus competidores se veían obligados a incurrir en pérdidas si querían igualar los precios minoristas de Telefónica.

No obstante, el estrechamiento de márgenes de precios impuesto por la compañía no sólo incrementó los costes a las demás empresas, sino que perjudicó a los consumidores que ahora ven cómo los precios de banda ancha en España superan en un 20 por ciento la media de la UE-15 (antes de la ampliación), según señaló el jueves la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes.

Aunque el "pinzamiento de precios" ya ha sido corregido gracias a la actividad de la CMT, que el año pasado cambió el sistema de precios, en el mercado español "sufrimos los efectos de esta práctica llevada a cabo por Telefónica", aseguró Fernández.

Explicó que esta compañía cuenta con una cuota de mercado muy superior a la que tienen los grandes operadores en otros países europeos, lo que implica que las demás compañías tengan más dificultades para competir en el mercado español.

Detalló que las declaraciones que apuntaban hacia una interferencia por parte de la CE en la parcela de CMT "no son ciertas", ya que la sentencia europea está basada en la Normativa de Competencia y no en la Normativa de Telecomunicaciones.

En una nota de prensa, la AI, la AUC y la ADECES cuestionan la multa ya que consideran que la CE está enviando un mensaje a los reguladores nacionales "desautorizando sus decisiones por la vía de hecho y, en paralelo a los operadores que no sabrán a que instancias hacer casos, generando inseguridad jurídica y provocando más intervenciones administrativas".