La vicepresidenta del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, aseguró ayer que el Consejo de Ministros estudiará hoy un informe sobre "las características, los requisitos y la forma" en que se otorgarán los 2.500 euros por el nacimiento de cada nuevo hijo, y afirmó que "en cuanto esté aprobado", el Ejecutivo dará "toda la información".

De la Vega recordó que la prestación de 2.500 por nacimiento o adopción se otorgará "desde el día en que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anuncio la medida", esto es, el pasado martes, y afirmó que la medida anunciada por el presidente del Gobierno "se enmarca en la política que este Gobierno ha realizado a lo largo de tres años de mejorar el bienestar de los hombres y de las mujeres, y de manera particular de las mujeres, y de ayuda a la maternidad".

La vicepresidenta afirmó ayer en una entrevista a 'Los Desayunos' de TVE recogida por Europa Press, que el Ejecutivo ha ampliado "el subsidio de maternidad y de lactancia", además de mejorar las jornadas laborales, y ha llevado a cabo "medidas en la ley de igualdad y de concienciación de la vida laboral y familiar". De la Vega señaló, asimismo, que "este Gobierno ha ampliado derechos para que las mujeres y los jóvenes puedan tener hijos".

La vicepresidenta citó entre las medidas que ha puesto en marcha el Ejecutivo "más becas, educación de 0 a 3 años, medidas de apoyo a los jóvenes, de apoyo a la natalidad" y señaló que la nueva prestación de 2.500 euros se enmarca entre estas últimas.

De la Vega aseguró que la prestación se otorgará tanto a las personas que "contribuyen, que cotizan, que pagan impuestos" como a las "personas que no trabajan". "No creo que haya una sola pareja de jóvenes que vaya a tener un hijo que no considere positiva esta medida", aseguró.

A su entender, "este país puede pasar a ser uno de los países con mayor población envejecida, y hay que trabajar en esa línea con más derechos".

Violencia de género

Por otra parte, aseguró que el Gobierno presentará "el primer informe elaborado por el Observatorio de la Violencia, del que van a salir conclusiones que nos van a ayudar a entender la lacra" de la violencia contra las mujeres. Según dijo, "la ley contra la violencia de género es buena, ambiciosa, pero por el hecho de existir esa ley no se acaba con la violencia". En su opinión, el motivo de las muertes es "la existencia de una violencia sexista y patriarcal que ha hecho durante siglos de lo femenino un valor subordinado y de lo masculino un valor preponderante".

A pesar de las recientes muertes de mujeres, señaló que "hay otros indicadores que ponen de manifiesto que las medidas implantadas por la Administración central están empezando a funcionar".

A propósito de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, afirmó esperar que "no haya un problema social". Según dijo, "EpC no es Religión, ni invade el territorio de la religión y de las religiones". Para De la Vega, "en este país está garantizada por ley la educación religiosa, y esta asignatura no tiene nada que ver".

Para De la Vega, "EpC es aprender y educarse en valores democráticos de convivencia, aprender a resolver discrepancias sin violencia, saber escuchar, ser tolerante, respetuoso, saber que hay normas que hay cumplir". "Me da envidia no haber tenido una asignatura tan estupenda que te enseñe cómo es el otro, que te enseñe a hablar", afirmó.