Condena a los ‘monchines’ por traficar en Pajarillos

Los mandan a la cárcel por vender droga en grandes cantidades, pero la Audiencia no los considera una banda organizada, por eso rebajó la pena.

Los cinco miembros del clan de los monchines y los otros siete implicados en el juicio más grande que ha vivido la Audiencia de Valladolid en toda su historia han sido condenados a penas que oscilan entre los 5 y los 11 años de cárcel y multas por valor de 111.000 euros para cada uno.

A todos se les imputa un delito de tráfico de drogas, pero en algunos casos las penas son más elevadas al quedar demostrado que traficaron cantidades de notoria importancia, si bien en la operación de enero de 2000 que dio lugar al proceso se les incautó sólo un kilo de heroína y medio de cocaína.

Pedían penas más duras

La condena global ha sido de 108 años y 888.000 euros, inferior a las solicitadas por las acusaciones, que pedían hasta 195 años y multas de casi tres millones de euros. «No se han tenido en cuenta la agravante de delito continuado, ni se les considera una organización en sentido jurídico, sino un grupo familiar que actúa en codelincuencia, de ahí que las penas no sean tan altas», explicó ayer el presidente de la Audiencia Provincial, Feliciano Trebolle.

Ha sido un proceso largo que comenzó el 1 de febrero y terminó el pasado 25 de abril, 34 sesiones y casi tres meses para alcanzar una sentencia de 104 folios «un récord que será difícil de batir en la historia de la Audiencia de Valladolid», comentó Trebolle.

Escuchas legales

Se han tenido en cuenta muchas cuestiones, como si la Audiencia era competente, o si las escuchas telefónicas eran legales. Al final, se aceptaron como prueba fundamental, y en base a ellas se ha podido observar cómo el Valladolid de los años noventa  abasteció de droga a todo el noroeste de España, desde el poblado de La Esperanza y con los monchines a la cabeza.

Un clan que, a través de sus abogados, ya anunció ayer su intención de recurrir la sentencia al Tribunal Supremo.

El papel y las penas de Los condenados por tráfico de droga

Los cabecillas: Miguel, Salvador y María Concepción Romero Larralde. Monchin, Negro y Maruja. Los hermanos del clan de los monchines. Condenados a 11 años de prisión y multa de 111.000 euros por delito de tráfico de drogas en cantidad de notoria importancia.

Personas de confianza: Rosario Gabarri y Francisco Gabarri. Mujer de Monchín  y el Rebusca, también del clan. Condenados a 9 años  y 6 meses e idéntica multa.

Los suministradores de Madrid: Ángel y Joaquín Echevarría. Vendían en Madrid a los monchines la droga que después distribuían aquí. Condenados a 8 años de prisión.

Los compradores de Zaragoza: Eduardo Giménez, Asunción Jiménez y Miguel Gabarre. Compraban la droga al clan, aquí, para distribuirla después en Zaragoza. Los dos primeros, condenados a 10 años, y el último, a , ya una  multa de 111.000 euros cada uno.

Distribuidores implicados: Vicente Ramírez, Jalero, y Rosario Sánchez. El marido de Maruja y una vecina de Tudela de Duero. Condenado a 5 años él y a 6 años ella.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento