El I Congreso Andaluz de Salud Pública Veterinaria reúne en Granada a 200 profesionales

El director general de la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), Bernard Vallat, ha clausurado este sábado el I Congreso Andaluz de Salud Pública que ha reunido en Granada a 200 veterinarios, y donde se ha abogado por crear un mecanismo para controlar el contagio de enfermedades de transmisión animal a humanos como el ébola, la gripe aviar o la lengua azul.
Clausura del Congreso Andaluz de Salud Pública Veterinaria
Clausura del Congreso Andaluz de Salud Pública Veterinaria
EUROPA PRESS/ORGANIZACIÓN CONGRESO

El director general de la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), Bernard Vallat, ha clausurado este sábado el I Congreso Andaluz de Salud Pública que ha reunido en Granada a 200 veterinarios, y donde se ha abogado por crear un mecanismo para controlar el contagio de enfermedades de transmisión animal a humanos como el ébola, la gripe aviar o la lengua azul.

En un comunicado, los organizadores del Congreso han señalado que además se ha abogado por la creación de un Ministerio único responsable de Sanidad Animal e inocuidad de alimentos y "un mecanismo de coordinación oficial muy fuerte entre Agricultura y Salud, así como entre las autonomías, para controlar el contagio de enfermedades de transmisión animal a humanos citados anteriormente, y que actualmente está afectando a países limítrofes como Francia".

En la clausura ha intervenido además el catedrático de Sanidad Animal de la Universidad de Córdoba y presidente del Comité Científico del Congreso, Antonio Arenas, quien ha alertado "del peligro para Andalucía" de las enfermedades emergentes y reemergentes como la lengua azul en Francia y "de la que se desconocen los factores de su reaparición".

En esta misma línea, el presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios (CACV), Fidel Astudillo, ha destacado "la preocupación del CACV por potenciar la formación y competencia veterinaria en el ámbito de la salud pública".

El acto ha contado también con la presencia de la diputada provincial de Empleo y Desarrollo Rural, Ana María Muñoz, y el presidente del Colegio de Veterinarios de Granada, Francisco Muñoz Collado.

Según ha explicado Vallat, el 60 por ciento de las enfermedades humanas tienen como origen un patógeno de fuente animal y 75 por ciento de las enfermedades emergentes tienen un origen animal, por lo que muchos problemas de salud pública podrían ser "prevenidos o controlados a través de acciones apropiadas conducidas por veterinarios".

Cumplimiento de las normas de la oie

En Andalucía hay actualmente un censo ganadero de cerca de 6.000 millones de cabezas entre porcino, ovino, bovino y caprino destinados a consumo humano y las enfermedades provocan cada año pérdidas económicas del 20 por ciento en las explotaciones ganaderas.

En este sentido, Vallat ha señalado que "cumplir con las normas de la OIE sobre la calidad de los servicios veterinarios resulta esencial para proteger la sanidad animal y la salud pública", mientras que conseguir resultados en términos de seguridad e inocuidad de los alimentos y aprovechar las oportunidades económicas del comercio internacional representa "un coste económico menor que la erradicación de las enfermedades".

Es por ello que el director de la OIE ha destacado "la necesidad de acercar las obligaciones entre médicos y veterinarios hacia 'Una Salud' —One Health—, pues en este sentido, tan sólo en Andalucía hay más de 2.000 veterinarios repartidos entre ejercicio libre, agrupaciones de defensa sanitaria ganadera, empresas agroalimentarias y veterinarios oficiales, implicados en la Salud Pública, a lo que se suman otros profesionales farmacéuticos, biólogos y médicos, que trabajan en garantizar la seguridad alimentaria humana y animal "desde la granja a la mesa".

Impulsado por el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios, con el apoyo de las Consejerías de Salud y de Agricultura, el Congreso ha abordado durante dos días "la coordinación entre los distintos organismos responsables de la regulación, control y vigilancia de la cadena alimentaria; la gestión de los Sandach —subproductos animales no destinados al consumo humano— en la producción ganadera y en los establecimientos alimentarios, o las enfermedades nutricional animal, entre otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento