Guillermo de la Dehesa carga contra la abundancia de universitarios y llama a "meter mano" al "derroche" del sistema

Critica que Europa rechace a "genios" que llegan como inmigrantes pese a la necesidad de "sangre nueva"
De la Dehesa (d), con Molinas.
De la Dehesa (d), con Molinas.
EUROPA PRESS

El economista y empresario Guillermo de la Dehesa, presidente del Centro para la Investigación de Política Económica (CEPR) de Londres, considera que España adolece de un "fallo educativo monumental" derivado de la formación desproporcionada de universitarios, que terminan en las filas del paro frente a aquellos con cualificaciones técnicas, "que se colocan al día siguiente porque la demanda es muy alta".

Este experto, asesor y miembro de los consejos de grandes empresas internacionales, quien este sábado ha conversado en el marco del Hay Festival de Segovia con el matemático y economista César Molinas sobre los entresijos de la economía europea y nacional, ha señalado que el problema del empleo en España es estructural, pues "el sistema educativo no ayuda a que se produzcan personas que puedan trabajar en la economía".

"Por ejemplo, como es tan barato ir a la universidad, que cuesta 6.000 euros, la mayoría de las familias deciden que los hijos terminen allí y no vayan a escuelas técnicas, como ocurre en otros países. La gente va a la universidad, estudia letras en su mayoría y luego no encuentra trabajo", ha alertado De la Dehesa, quien ha afirmado que en estos momentos la tasa de paro entre los universitarios, del 26 por ciento, triplica la de los alumnos con formación técnica.

Este economista ha valorado la reforma del sistema educativo que se hizo en 2012 —la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce)—, aunque opina que se debía haber hecho más y que aún se puede hacer mucho en este sentido, pese a que la situación en España en materia de educación es hoy por hoy "muy difícil de cambiar".

El presidente del CEPR se ha quejado de la abundancia de universidades en el país, que suman 75, y de la existencia en algunas comunidades de hasta cuatro centros, como Castilla-La Mancha o Castilla y León, "con las mismas enseñanzas en todos". "En algunos llega a haber más profesores que alumnos, es un derroche monumental y, mientras, no estamos produciendo las personas que necesita el país para que crezca y tenga menos paro. Es una situación a la que hay que meter mano seriamente", ha reclamado en declaraciones recogidas por Europa Press.

Este especialista, también presidente del Consejo Rector del Instituto de Empresa (IE), ha apuntado que, frente a la repetición de enseñanzas en las más de 70 universidades existentes, que carecen además de especialización y demanda, en los últimos años están surgiendo nuevos centros universitarios que están "mejor pensados" y están atrayendo a los mejores profesores, como la Pompeu Fabra o la Carlos III.

"Las universidades que funcionan mejor son las últimas que se han creado. La gente ya no quiere ir a las otras, se han dado cuenta de que para colocarse han de ir a centros con otro sistema educativo. Si todas hacen lo mismo, no sirve", ha advertido.

Las universidades, A COMPETIR

Al respecto, César Molinas ha agregado que una reforma para hacer un modelo más operativo no pasa por invertir más dinero en el sistema, pues eso es "como echar agua en un cesto de mimbre", ni de decir qué hay que enseñar, sino que se trata de un problema de gestión y de control. "Los centros tienen que tener más autonomía y se les ha de exigir, sobre todo a los directores, más responsabilidades. Se les ha de dar incentivos económicos y controles externos de calidad para que hagan una gestión eficaz, como ocurre en otros países. Si los controles se publican y hay libertad de las familias para elegir un colegio u otro, el sistema se arregla solo, es creer en la competencia", ha argumentado.

Al hilo de ello, este matemático, columnista habitual de medios como El País, quien describe el sistema educativo español como "una fábrica de hacer parados", ha ensalzado el modelo de la universidad de IE —IE University, en cuyo campus se ha desarrollado la conversación—, que según ha dicho funciona diferente porque compite con centros de Singapur, Boston o París.

"Funciona diferente y nadie le dice lo que tiene que enseñar. Para competir tiene que satisfacer a sus clientes y enseñarles cosas que les formen como personas y les sean útiles como futuros trabajadores. Eso es lo que hay que hacer con el sistema educativo, ponerle a competir, y a la que estás obligado a competir, andan los cojos", ha apostillado.

Ambos expertos han coincidido en la necesidad de reformar el modelo, empezando por las guarderías, para crear un tipo de persona creativa, capaz de crear su propia ocupación ante los cambios que se prevén en la forma de trabajar, ligados también al aumento de la esperanza de vida —hoy de 82 años—, y con él el envejecimiento de la población y la baja natalidad. "La gente va a vivir cada vez más años y ha de aprender a ser eficiente a lo largo de toda su vida", ha subrayado De la Dehesa.

Los "genios" y la inmigración

El presidente del CEPR ha defendido durante el encuentro la necesidad de sangre nueva en Europa, "la zona que más rápido envejece en todo el mundo". Esa savia nueva, según sostiene, ha de venir de fuera, de lo contrario el continente irá desapareciendo.

"Si esto sigue igual, en el año 2100 Nigeria tendrá tantos habitantes como la Zona Euro, es escandaloso. Si nos queremos consumir entre nosotros mismos, nos jugamos mucho", ha espetado el economista, quien ha demandado a los dirigentes políticas, y no tanto "politiqueo".

Guillermo de la Dehesa ha reprobado además que se estén rechazando inmigrantes, y ahora también a los refugiados, cuando las personas que emigran son las que las familias extranjeras eligen para enviar fuera por ser "los mejores".

Según ha dicho, puesto que el número de genios en relación a la población es uniforme y constante en todo el mundo, países como China o India y continentes como África tienen en proporción mayor número que España y, sin embargo, esos "genios que vienen a trabajar son rechazados". "La gente ya ni piensa ni coordina", ha censurado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento