El consorcio automovilístico alemán Volkswagen ha pedido disculpas en España por el caso de la manipulación de las emisiones de los motores y ha asegurado que asumirá toda la responsabilidad y los costes derivados de las medidas que se deban aplicar.

La compañía señala en un comunicado remitido a sus clientes que está trabajando "con la máxima urgencia" para esclarecer las irregularidades detectadas sobre el uso de un software en los motores diésel de algunos de sus modelos.

La firma resalta que todos los automóviles afectados "son absolutamente seguros y aptos para la circulación", puesto que los problemas detectados están relacionados "exclusivamente" con las emisiones contaminantes.

Se trata de una cuestión que resolveremos con la mayor agilidad y transparencia"Se trata de una cuestión que resolveremos con la mayor agilidad y transparencia", añade la empresa, a la vez que apunta que este proceso llevará tiempo, tanto para analizar las circunstancias como para poner en marcha las medidas necesarias.

La corporación automovilística recalca que la confianza de sus clientes y de la sociedad "es y seguirá siendo" de gran importancia y por ello traslada su "más sincera disculpa" por haber abusado de su confianza.

Volkswagen asegura que los vehículos que montan los nuevos motores diésel Euro 6 disponibles en la Unión Europea "cumplen todos los requisitos legales y las normas ambientales".

En este sentido, indica que "la notable diferencia entre los resultados del banco de pruebas y los de uso real en carretera" se ha localizado en los propulsores tipo EA 189 y asegura que está trabajando "intensamente" para eliminar dichas desviaciones.

"En este momento no podemos precisar qué modelos se ven afectados, así como todos los datos sobre el año de fabricación. En este sentido, les rogamos su comprensión. Les informaremos al respecto tan pronto sea posible", añade la firma.