Un eclipse lunar con superluna (una luna llena que se ve significativamente más grande y más brillante de lo habitual) ha tenido lugar en la madrugada del 27 al 28 de septiembre y el fenómeno fue visible desde España.

Según han explicado los expertos esta semana, se trata del primer eclipse superlunar que se produce desde 1982 y no se podrá observar ninguno igual hasta 2033.

El eclipse total de Luna fue visible para los observadores en todo el continente americano y el Pacífico Oriental (en la noche del 27 de septiembre), y Europa, África y Asia Occidental en la madrugada del 28.

Las superlunas

Las superlunas ocurren porque la órbita de la Luna alrededor de la Tierra es elíptica en lugar de circular. Mientras que la distancia media de la Luna de nuestro planeta es de aproximadamente 384.600 kilómetros, el satélite llega a situarse a 405,600 kilómetros en el al apogeo, y se pone a 363.700 kilómetros en el perigeo, según un vídeo de la NASA.

Una superluna es una luna llena que se produce en, o muy cerca, el perigeo y aparece anormalmente grande en el cielo como resultado. En concreto, son alrededor del 14% más grandes y un 30% más brillantes que las lunas llenas.