La Comunidad retirará las competencias urbanísticas a aquellos municipios que incumplan "gravemente" la ley en casos "muy excepcionales", según figura en el proyecto del ley de medidas urgentes aprobado ayer por el Consejo de Gobierno. La norma establece además que los nuevos desarrollos urbanísticos deberán ser objeto de un informe de impacto ambiental. El texto también limita las nuevas edificaciones a tres alturas más ático, aunque permite a los ayuntamientos autorizar construcciones más altas cuando sean "singulares", y prohíbe hacer graffitis sobre fachadas bajo sanción de entre 300 y 6.000 euros.