Jordi Pujol Ferrusola
Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, abandona la Ciudad de la Justicia. PATRICIA MATEOS / ACN

Jaume Ferrer ha explicado este miércoles que pagó 435.000 euros en comisiones a Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente catalán, sin que mediara contrato, por los clientes que proporcionó a su compañía, una consultoría de implantación de sistemas especializada en Isos de calidad.

Así lo ha expuesto el empresario y exdirectivo del FC Barcelona en la hora y media que ha prestado declaración como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

En el juicio se trata de averiguar si dos de sus cuatro empresas -Trade Management Consulting y Cientific Management- intervinieron en "operaciones de refacturación" relacionadas con Pujol Ferrusola y si estas respondían a "operaciones económicas reales" o bien parte del dinero acababa en manos del hijo del expresidente catalán.

Un amigo de toda la vida

Jordi (Pujol Ferrusola) me traía clientes y me cobraba comisiones"

"Jordi (Pujol Ferrusola) me traía clientes y me cobraba comisiones", ha justificado Ferrer, quien no obstante ha precisado que no hay contratos por escrito, ya que se trataba de un amigo de toda la vida, según han relatado fuentes jurídicas presentes en la declaración.

En este sentido, ha añadido que el coste de la red comercial de su compañía, que, según su relato, facturaba entre 4 y 6 millones de euros y tenía unos 100 trabajadores, era de un 35 % y a un comisionista externo se le abonaba entre un 20 y 25 % por toda la vida del cliente.

435.000 euros en ganancias para Pujol Ferrusola

De este modo, Pujol Ferrusola ganó unos 435.000 euros por el conjunto de comisiones, entre ellas la que obtuvo por ponerle en contacto con EMTE, propiedad de los empresarios Carles Sumarroca Claverol y Carles Sumarroca Coixet.

Ferrer también ha sido preguntado por la operación entre General Lab, propiedad de los Sumarroca, y MT TAHAT, sociedad patrimonial de Josep Pujol Ferrusola, hermano de Jordi, y que administró Ferrer cuando Josep trabajaba en el área internacional de Europraxis.

Respecto a General Lab, ha relatado que hubo una opción de compra sobre acciones de la empresa y, tras estar pendientes a si el resto de accionistas ejercitaban o no la opción preferente y ver que no la hacían, MT TAHAT compró finalmente la participación de los Sumarroca.

La compañía de Ferrer Graupera quebró en 2010 y en la actualidad vive en Gabón profesionalizando la Liga de fútbol.

Con la declaración de Ferrer, se cierra esta última ronda de interrogatorios a imputados y testigos en la causa en la que se investiga el patrimonio de Jordi Pujol Ferrusola. La investigación a Pujol Ferrusola se inició a raíz de la denuncia de su exnovia y en ella se indaga el movimiento de divisas efectuado durante ocho años (2004-2012) en trece países, entre ellos Suiza, Islas Caimán y Liechtenstein, y que ronda los 32 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.