La Comisión Europea ha dado su autorización incondicional a la oferta pública de adquisición (opa) que la constructora española Acciona y el grupo energético italiano Enel se han propuesto lanzar sobre la compañía eléctrica española Endesa. La Comisión estimó que esta operación «no obstaculizaría de manera significativa el ejercicio de una competencia efectiva en el Espacio Económico Europeo».