Eslovaquia impugnará ante los tribunales su cuota de refugiados y anuncia que no la aplicará

Varios refugiados esperan en la entrada del centro de acogida del pueblo croata Opatovac, fronterizo con Serbia, el 22 de septiembre del 2015.
Varios refugiados esperan en la entrada del centro de acogida del pueblo croata Opatovac, fronterizo con Serbia, el 22 de septiembre del 2015.
EFE/Zoltan Balogh

Eslovaquia acudirá a la Justicia europea para impugnar las cuotas obligatorias de refugiados aprobadas este martes por los ministros de Interior de los países de la Unión Europea (UE), ha declarado este miércoles el primer ministro eslovaco, Robert Fico.

"Eslovaquia es un país soberano y es un dictado de la mayoría en un tema muy delicado", dijo Fico en una rueda de prensa en Bratislava. "Vamos a presentar una denuncia en el Tribunal de Luxemburgo", aseguró, para avanzar que su país no aplicará "la decisión de los ministros de Interior".

La República Checa ha anunciado por su parte que no impugnará ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) las cuotas obligatorias. "No quiero aumentar la tensión con denuncias. La cuerda se puede tensar hasta un límite, y luego se rompe", reconoce en un comunicado el jefe del Gobierno checo, el socialdemócrata Bohuslav Sobotka.

"Nos esperan otras batallas y un camino realista para la crisis migratoria, y necesitamos que los socios en Europa escuchen nuestros argumentos", añadió. Sobre las cuotas, Sobotka había indicado la víspera en otro comunicado que "la República Checa hará todo lo posible por evitar" aplicarla.

Rumanía, por su parte, considera que puede gestionar el número de refugiados que le ha asignado la Unión Europea (UE), pese a que sigue oponiéndose a las cuota obligatorias, señala el presidente rumano, Klaus Iohannis. "El problema puede ser gestionado de manera fácil por parte de Rumanía; el número de refugiados no es grande y no hay que acogerlos en las próximas semanas, sino en un año lo más probable", declaró Iohannis antes de partir a Bruselas para participar esta tarde en la cumbre extraordinaria de jefes de Estado y Gobierno sobre migración.

Sin embargo, Iohannis lamentó que "esta decisión se tomase mediante un voto mayoritario en vez de un consenso alcanzado por la negociación". Rumanía, junto a Eslovaquia, República Checa y Hungría, se opuso a la decisión aprobada por la mayoría de los ministros del Interior de la UE.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento