Edificio de pisos
Fachada de un edificio de pisos. FLICKR/furilo

No tomarse en serio al primer interesado, poner un precio demasiado alto, no tener suficiente visibilidad y una decoración demasiado personal son cuatro de los cinco factores que hacen viable o no que vendamos un piso, o que lo hagamos a buen precio. El quinto es el estado de conservación de la vivienda. No arreglar pequeñas averías y detalles en mal estado puede suponer una variación del precio final de hasta en un 25%.

El cálculo es de Alfa Inmobiliaria, que considera que los principales problemas de conservación que se pueden encontrar en una vivienda son sobre todo en las instalaciones eléctricas o de fontanería. Si el piso se compra para luego reformarlo, se debe tener en cuenta que el precio por m2 puede variar de media entre 400 y 500 euros.

Con una reforma se puede elegir la distribución de la vivienda y mejorar las calidadesLas casas centenarias, los inmuebles poco o mal mantenidos son los que pueden presentar mayores problemas. Desde la existencia de tuberías o pinturas con plomo hasta el mal aislamiento térmico y acústico, o la presencia de vigas de madera, pueden presentar graves problemas estructurales que no son resultan visibles en el primer momento.

La mayoría de compradores no quiere encontrarse en la situación de tener que acometer pequeñas reformas o tareas de mantenimiento tras comprar una casa. Al contrario, intentan detectar estos fallos para hacer una oferta económica inferior y pedir al propietario que corra con los gastos de la reparación. Por ello, es necesario conocer si el edificio ha pasado la correspondiente Inspección Técnica de Edificios y en caso de duda recurrir a un arquitecto.

De modo que podemos comprar un piso para luego reformarlo un 25% más barato, pero asumiendo que en la reforma que nosotros hagamos pagaremos entre 400 y 500 euros de media por m2. Según Jesús Duque, vicepresidente de la red Alfa Inmobiliaria, “con una reforma se puede elegir la distribución de la vivienda, introducir equipamientos más eficientes y mejorar las calidades de los materiales”.