El Reina Sofía asegura que se ha seguido la normativa de donación. No pudo ser. Cuando todo parecía arreglarse, la fatalidad se cruzó en su camino. El bebé que necesitaba de manera urgente un hígado para poder sobrevivir falleció en la noche del lunes en el Hospital Reina Sofía durante la operación de trasplante de un órgano que llegó esa tarde.

El menor sufría desde que nació una atrofia de las vías biliares, que se había complicado en los últimos meses, lo que motivó que estuviera en la lista de espera para un trasplante de hígado desde el 14 de mayo. Su madre hizo un llamamiento desesperado hace dos días.

Por su parte, el Reina Sofía afirma que el proceso de donación ha seguido los trámites establecidos.