La Junta instalará coches para llevar a los bañistas. La playa de Cantarriján, situada en el paraje natural de Maro Cerro Gordo, dejará de estar saturada de coches. Medio Ambiente ha decidido que hasta el 30 de septiembre sólo podrán entrar al día cien vehículos a motor .

El resto de los visitantes deberán trasladarse en uno de los microbuses, cuyo billete costará un euro, que recogerá a la gente en la entrada al parque por la N-340.
Cantarriján es una de las tres playas nudistas de la costa granadina, junto con El Muerto (también en Almuñécar) y La Joya, en Torrenueva (Motril), y está enclavada en un espacio de gran valor ambiental.

La totalidad de playas granadinas son aptas para el baño y ya se han terminado los trabajos de mejora en Albuñol y en La Rijana, Gualchos.