En la costa habrá 15 policías  y 48 guardias civiles. Trabajan mientras los demás descansan. A lo largo de este verano, 132 agentes (45 policías nacionales y 87 guardias civiles) reforzarán las labores de vigilancia en la provincia de Granada.
La Junta Local de Seguridad, que coordina a todos los efectivos (Servicio Marítimo, Policía Judicial y Tedax), se reunirá todos los lunes para  distribuir a los agentes dependiendo del movimiento de personas que tengan las localidades y prestando especial atención a las fiestas patronales de agosto.

La costa será uno de los lugares más controlados al contar con un refuerzo de 48 efectivos de la Guardia Civil y 15 agentes de la Policía Nacional, cuya nueva comisaría en Motril comenzará a funcionar tras el verano. La vigilancia en las carreteras y los controles de alcoholemia serán habituales durante los meses de julio y agosto.