Un niño de tres años falleció el jueves por la noche al atragantarse cuando comía una salchicha en la localidad de Arganda del Rey, según informó un portavoz del Servicio de Emergencias 112.

Los hechos ocurrieron sobre las 21.05 horas, cuando el niño cenaba con sus padres en casa y, en un momento dado, se atragantó con una salchicha.

Los padres, que alertaron de lo sucedido a los servicios de emergencias, se personaron inmediatamente en el centro de salud de Arganda del Rey, pero no puedieron hacer nada por el pequeño.

Los equipos de emergencias trataron de reanimarle durante 50 minutos
Cuando el niño llegó al centro de salud, ya estaba en parada cardiorrespiratoria. Los médicos que le atendieron le practicaron las maniobras de reactivación cardiopulmonar y lograron extraerle parte de la salchicha, aunque no su totalidad porque otro trozo estaba demasiado introducido en la traquea. Tras 50 minutos de reanimación, los facultativos sólo pudieron certificar el fallecimiento.