Pablo Casado: "Cataluña no aguantaría ni dos semanas fuera de España"

  • El vicesecretario del comunicación del PP cree que Cataluña "se convertiría en un Estado fallido desde el punto de vista macroeconómico".
  • Afirma que parte de la población catalana "está manipulada por propaganda y por adoctrinamiento educativo y mediático".
  • Cree que el debate sobre la reforma de la constitución "viene en muy mal momento porque puede abrir una falla por la que se cuelen los independentistas".
El vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado.
El vicesecretario de comunicación del PP, Pablo Casado.
JORGE PARÍS

A cinco días de los comicios catalanes, y en plena escalada de declaraciones de distintos frentes e instituciones sobre las consecuencias económicas negativas de una eventual independencia de Cataluña, el vicesecretario general de comunicación del PP, Pablo Casado, afirma en un encuentro con la redacción de 20minutos que en ese contexto "Cataluña se convertiría en un Estado fallido desde el punto de vista no ya político, sino macroeconómico". "Si sale del Fondo de Liquidez Autonómico, si no tiene acceso a la liquidez del BCE, se convierte es un Estado fallido para los mercados y a las dos semanas está tocando a la puerta, es que no aguanta".

"Artur Mas (presidente de la Generalitat y número 4 en la lista de Junts pel sí) lo sabe", dice Casado, "sabe que "la independencia es imposible". "Personalmente creo que es un órdago a la grande. ¿Quién va a aceptar un territorio unilateralmente segregado en la UE? Ni España, ni Francia por los corsos, ni Rumanía por la parte oriental, ni Alemania por los Länder, ni Italia por la Liga Norte, ni Reino Unido por Escocia..."

"Niega la evidencia porque quiere ejercer presión y porque, amortizado como está, se quiere ir diciendo 'yo lo intenté'. Tiene ese mesianismo tipo Ibarretxe, que se inmoló pensando que iba a tener estatuas suyas al lado del árbol de Guernika, y no se da cuenta de que ha sido irrelevante", añade. "Es una presión que puede parecer chantaje, pero no lo es porque no caeremos en esa provocación", dice al respecto. "No va a haber una causa efecto por este desafío. No puede haber contraprestaciones porque sería justificar lo que están haciendo".

Sobre el hecho de que todas las encuestas den una mayoría absoluta en escaños a los independentistas, el vicesecretario general de comunicación del PP se muestra contundente: "Hay una insatisfacción teledirigida. Parte de la población catalana está manipulada y silenciada por propaganda y por adoctrinamiento educativo y mediático".

En cuanto a la posibilidad de una reforma de la Constitución, Casado afirma que "las que haga falta, pero puntuales y sin cambiar el sistema constitucional". "No es lo mismo cambiar el artículo 155 (que permite al estado retirar competencias a una comunidad), que abrir una legislatura constituyente", aclara. A su juicio, no existe el consenso suficiente y el proceso se alargaría meses. "Uno pediría república, otro la nación catalana... y así meses y meses, porque no te puedes levantar de la mesa de negociación como en una ley orgánica". No obstante, deja clara que para el PP esas reformas no son urgentes y que por ello no las van a incluir en su programa electoral. Niega, además, que haya división en el seno del partido sobre este asunto.

"El debate sobre la reforma de la constitución es coyuntural, artificial y no es nuestro terreno. No es una prioridad para la gente y viene en muy mal momento porque puede abrir una falla por la que se cuelen los independentistas", sentencia.

¿Posible gobierno en minoría?

Sobre las próximas elecciones generales, previstas para final de año, Casado cree que el resultado será un gobierno en minoría del Partido Popular. En este sentido, y aunque la ley así lo permite, se confiesa contrario al hecho de que pudiesen formar gobierno otros partidos distintos al de la lista más votada en caso de que la distancia entre el primero y el segundo fuese demasiado grande. Sin embargo, no especifica cómo de grande tendría que ser esa distancia. "Nos preocupa la gobernabilidad", admite, y se muestra convencido de un pacto postelectoral PSOE-Podemos.

En cuanto al futuro sucesor/a de Rajoy, es un horizonte que aún ve lejano porque "está (Rajoy) crecido y con mucha fuerza". Aún así, Casado tiene claro que no será nadie menor de los años. ¿Y por primarias? "No las consideramos necesarias, nos va bien así".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento