El presidente del grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, ha lamentado haber "roto la confianza" de sus clientes y del público tras ser acusada la empresa automovilística por las autoridades de EE UU. de falsear las emisiones de algunos vehículos.

La Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EE UU y el estado de California acusaron el sábado a Volkswagen y Audi de falsear las emisiones de algunos de sus vehículos, por lo que se ordenaron la llamada a revisión de 482.000 automóviles.

Es ilegal y una amenaza para la salud públicaLa EPA señaló en un comunicado que el Grupo Volkswagen (formado, entre otras, por las marcas Volkswagen y Audi) utilizó un software en los automóviles de los modelos 2009 a 2015 dotados con motores diesel de cuatro cilindros que evita las regulaciones sobre emisiones de contaminantes.

Según la EPA, el software detecta cuando el vehículo está siendo examinado para comprobar que cumple las regulaciones sobre emisiones y afecta las mediciones para cumplir las normativas federales y estatales, a pesar de que las emisiones reales de óxidos de nitrógeno son 40 veces superiores a lo permitido.

La multa puede ser de 16.000 millones de euros

La agencia estadounidense asegura que Volkswagen admitió que utilizó el software en sus vehículos y la empresa se enfrenta a una multa que podría ascender a 18.000 millones de dólares (unos 16.000 millones de euros), además del daño incalculable para su imagen.

La subdirectora de la agencia, Cynthia Giles, declaró el sábado que "utilizar un aparato en vehículos para evitar las normas sobre contaminación es ilegal y una amenaza para la salud pública". El software de Volkswagen fue detectado por investigadores de la Universidad de Virginia Occidental. Los modelos afectados por la llamada revisión al tener instalado el software ilegal son:

  • Jetta, modelos 2009 a 2015
  • Beetle, modelos 2009 a 2015
  • Audi A3, modelos 2009 a 2015
  • Golf, modelos 2009 a 2015
  • Passat, modelos 2014 a 2015

Volkswagen, el mayor fabricante automovilístico del mundo, dejará de vender automóviles con motor diesel TDI de cuatro cilindros en EEUU, tanto nuevos como usados, tras reconocer haber manipulado los datos de emisiones contaminantes, informó este lunes un portavoz.

Al cierre del mercado bursátil, las acciones de Volkswagen han caído un 18,6% en la Bolsa de Fráncfort (Alemania). El fabricante de neumáticos Continental caía un 4%, Daimler perdía un 2% y BMW lo hacía un 1,5%. Algunos analistas descartan una solución a corto plazo y por ello han dejado de recomendar las acciones de Volkswagen.

"Revertiremos el daño causado"

Winterkorn reconoció en un comunicado divulgado el domingo a última hora que dicha agencia estadounidense y la Junta de Recursos del Aire de California descubrieron que mientras se prueba los coches diesel del Grupo Volkswagen que han detectado manipulaciones que violan las normas ambientales estadounidenses. Agregó que el Consejo de Dirección de Volkswagen "toma muy en serio" esas denuncias.

Nosotros no hacemos y no toleraremos violaciones de cualquier clase de nuestras normas internas o de la ley"Personalmente, lamento profundamente que hemos roto la confianza de nuestros clientes y el público. Vamos a cooperar plenamente con los organismos responsables, con transparencia y urgencia, para establecer abiertamente y completamente todos los hechos de este caso. Volkswagen ha ordenado una investigación externa de este asunto", añadió el presidente de Volkswagen. Subrayó también: "Nosotros no hacemos y no toleraremos violaciones de cualquier clase de nuestras normas internas o de la ley".

Además, expresó que "en Volkswagen harán todo lo que se debe hacer con el fin de restablecer la confianza de que tantas personas han depositado en nosotros, y vamos a hacer todo lo necesario con el fin de revertir el daño que esto ha causado". Este asunto es su "primera prioridad" en lo personal y para todo nuestro Consejo de Administración, reconoció el directivo de la automovilística.

El Gobierno alemán exigió hoy a Volkswagen "informaciones sostenibles" sobre el asunto. El jefe del Gobierno del estado federado de Baja Sajonia y miembro del Consejo de Supervisión de Volkswagen, Stephan Weil, subrayó por su parte que "una manipulación de las pruebas de emisión es totalmente inaceptable e injustificable". "Respetar las normas legales debe ser una exigencia evidente del consorcio VW", declaró Weil