Alud de lodo en México
Miembros de la Cruz Roja mexicana trasladan a una de las víctimas del autobus sepultado por el lodo. REUTERS/Henry Romero

Los cadáveres de 32 personas fueron rescatados en las últimas horas del autobús que fue sepultado el miércoles por una avalancha de tierra en el estado mexicano de Puebla, informaron hoy fuentes de Protección Civil.

Según informa la página de internet del gobierno poblano, de los cuerpos recuperados, correspondientes a hombres y mujeres de edades comprendidas entre los seis y los 48 años, entre ellos cuatro menores, han sido identificadas 26 personas.

Las labores de rescate, en las que participan militares, personal especializado y de Protección Civil, prosiguieron durante toda la noche de ayer en la comunidad de San Miguel Eloxochitlán sin detenerse.

En el accidente podrían haber fallecido entre 45 y 60 personas.
En el accidente podrían haber fallecido entre 45 y 60 personas, según las distintas versiones que manejan las autoridades.


El miércoles por la noche se confirmó el rescate del primer cadáver y ayer por mañana el propio gobernador de Puebla, Mario Marín, explicó en rueda de prensa que de los catorce cadáveres recuperados, nueve han sido identificados ya.

Marín indicó que las labores de rescate, que tienen lugar en una zona que aún entraña peligro por el reblandecimiento del terreno debido a las lluvias, continuaban con muchas dificultades entre toneladas de lodo y piedras caídas sobre la carretera.

Según testigos citados por los medios locales, en el lugar podría haber sepultada también por las rocas y el lodo una camioneta y un vehículo particular, sin que se sepa el número de ocupantes.

La avalancha pudo ser causada por las intensas lluvias

La avalancha arrastró unos 30.000 metros cúbicos de tierra.
Al parecer la avalancha, causada por las intensas lluvias que reblandecieron el terreno, arrastró unos 30.000 metros cúbicos de tierra, lodo y piedras que cayeron sobre la carretera por la que transitaba el autobús siniestrado.

El incidente se produjo el miércoles a las 07.00 de la mañana (12.00 GMT) cerca de la comunidad de San Miguel Eloxochitlán, en una vía secundaria estrecha y de doble sentido, asfaltada, con curvas y precipicios, que conduce de Puebla al estado de Veracruz (golfo de México).

Desde el miércoles unos 500 integrantes de las brigadas de rescate, entre ellos un batallón militar, retiran material con la esperanza de encontrar algún superviviente, una opción que aún no ha sido descartada por las autoridades, pero que parece remota.