Con tan sólo 100 euros, en Tailandia se puede comprar una esclava sexual

  • Es una de las dramáticas cifras que Anesvad recoge con motivo, el próximo 23 de septiembre del Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños.
  • Alrededor de 4,5 millones de personas de 152 nacionalidades son víctimas de la explotación sexual forzosa en 124 países.
  • El promedio de tiempo que estas personas pasan en situación de esclavitud es de 18 meses.
  • Esta grave violación de los Derechos Humanos mueve al año alrededor de 30.600 millones de euros.
El 90% de las víctimas de trata de personas son mujeres y niñas, la mayoría sometidas a explotación sexual.
El 90% de las víctimas de trata de personas son mujeres y niñas, la mayoría sometidas a explotación sexual.
ANESVAD

La explotación sexual es una de las modalidades de trata más extendida y común en todo el mundo. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) cifra en 4,5 millones las víctimas de explotación sexual forzosa en todo el planeta, de las que el 90% son mujeres y niñas. El promedio de tiempo que estas personas pasan en situación de esclavitud es de 18 meses, antes de escapar o ser rescatadas. La situación en algunos países es dramática, como en Tailandia, donde con tan sólo 100 euros se puede comprar una esclava sexual. Es sólo un ejemplo de una grave violación de los Derechos Humanos que mueve al año alrededor de 30.600 millones de euros y que deja graves secuelas físicas y mentales en las personas que la sufren.

Las cifras sobre la infancia en este ámbito son demoledoras. En el mundo, 5,7 millones de niños y niñas se encuentran en situaciones de trabajo forzoso y aproximadamente 1,8 millones son explotados en la industria del sexo.

Se cree que en realidad que son muchos más los damnificados, pero es difícil cuantificar la dimensión de un negocio ilegal y clandestino como es esta lacra, que incluye varias modalidades y afecta prácticamente a todas las naciones del mundo, ya sea como país de origen, tránsito o destino de las víctimas (entre 2010 y 2012 se encontraron de 152 nacionaqlidades en 124 países diferentes). Anesvad denuncia estas y otras cifras en un informe con motivo del Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, que se celebra desde 1999 el 23 de septiembre de cada año.

La trata de seres humanos implica reclutamiento, transporte, traslado, acogida o recepción de una persona a través del uso de la fuerza, el engaño u otros medios con el fin de explotarla. Es una forma moderna de esclavitud y cada vez que se comete este delito se violan todos los derechos de la persona, corrompiendo no sólo su libertad y dignidad, sino también su integridad física y emocional. La trata convierte a la persona en mercancía y la deja marcada de por vida.

Incremento de casos en España y el resto de Europa

En el caso de España, de las 45.000 mujeres que son víctimas de la trata, el 80% de ellas tiene menos de 35 años, según recordaba el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, durante la presentación del plan estatal dotado con 104 millones de euros para el periodo 2015-2018.

La Policía ha identificado, en los primeros meses del año, 14.000 víctimas potenciales de trata con fines de explotación sexual, la mayoría de ellas rumanas, españolas, dominicanas, colombianas, brasileñas y paraguayas. Ha desarrollado 462 operaciones y practicado 1.450 detenciones. Anesvad añade que ocho de cada 10 mujeres que ejercen la prostitución en España lo hacen en contra de su voluntad.

Ésta representa el 0,35% del PIB, lo que supone cerca de 3.700 millones de euros, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Dramática situación en Asia

Anesvad señala, en un informe pionero realizado en Asia junto con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la London School of Hygiene & Tropical Medicine (LSHTM), que una de cada dos víctimas en este continente (48%) ha sufrido violencia física y/o sexual (patadas, encierros, vejaciones, amenazas, etc.) y presenta trastornos por ansiedad (42,8%), depresión (61,2%) y estrés postraumático (38,9%).

El informe, titulado La salud y la trata de personas en la Subregión del Gran Mekong (ver en pdf), ha sido elaborado a través de un millar de encuestas realizadas a supervivientes de la trata que, tras ser liberados, han sido atendidos en centros postrata de Camboya, Tailandia y Vietnam. Éste revela además que uno de cada seis participantes (14,9%) afirma haber tenido algún pensamiento suicida durante la semana anterior a la entrevista.

Un tercio de los niños y las niñas encuestadas había sufrido violencia física o sexual (o ambos), y de los que el 23% había sufrido una lesión grave. Los problemas de salud mental eran comunes: más de la mitad de los jóvenes supervivientes del tráfico (56%) habían sufrido depresión, un tercio (33%) de un trastorno de ansiedad y una cuarta parte (26%), trastorno de estrés postraumático. El 12% reportó que habían tratado de dañarse a sí mismos en el mes anterior a la entrevista, mientras que el 15,8% reportó tener pensamientos suicidas en el último mes. Un tercio todavía tiene miedo del traficante o sus asociados.

Para entender el infierno que viven estas personas, añade otros datos demoledores: el 35% de las mujeres y las niñas en total reportaron violencia sexual, un 47% fue amenazado y el 20% encerrado en una habitación, el 70% de los participantes con datos disponibles trabajó siete días de la semana y 30% trabajó al menos 11 horas por día.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento