Grecia vuelve a las urnas: otras elecciones para elegir quién aplica los nuevos recortes

  • La fracturada Syriza de Alexis Tsipras empata en los sondeos con los conservadores de Nueva Democracia y necesitaría pactar para volver a gobernar.
  • Tsipras dimitió el 25 de agosto, 7 meses después de ganar las elecciones y tras aprobar el tercer rescate del país, rechazado por los ciudadanos en referéndum.
  • Los griegos, desencantados con el expresidente, deciden ahora si será la izquierda o la derecha la encargada de aplicar los nuevos recortes y privatizaciones.
  • Este domingo te lo contaremos en directo.
Varias personas se manifiestan para apoyar al Gobierno griego durante las negociaciones con los socios de la eurozona, frente al Parlamento, en Atenas, Grecia.
Varias personas se manifiestan para apoyar al Gobierno griego durante las negociaciones con los socios de la eurozona, frente al Parlamento, en Atenas, Grecia.
Yannis Kolesidis / EFE

Grecia acude este domingo por tercera vez a las urnas en menos de un año. Tras la dimisión del primer ministro Alexis Tsipras después de la aprobación del tercer rescate —una decisión que tomó a pesar del referéndum que dijo NO a la Troika—, 9,8 millones de helenos deben decidir si respaldan de nuevo al líder de Syriza o si dan la alternativa a la derecha. Las encuestas auguran un parlamento muy fragmentado que podría sumir de nuevo al país en la inestabilidad y, con ello, al resto de la zona euro.

  • ¿Por qué se han adelantado las elecciones?

Alexis Tsipras presentó su renuncia el 25 de agosto, cuando estaban a punto de cumplirse siete meses de su victoria en las elecciones del mes de enero: "Mi mandato ha vencido. Ahora el pueblo debe pronunciarse. Ustedes decidirán si negociamos bien o no".

Seis semanas antes, su Ejecutivo había aceptado los requisitos de la Troika para un tercer rescate del país. Antes, Tsipras se vio obligado a decretar un corralito bancario que duró tres semanas. Las condiciones del nuevo rescate fueron sustancialmente peores que las que los griegos habían rechazado en referéndum el 5 de julio (61,31% de votos por el NO y 38,69% por el SÍ). "Sé que no logramos todo lo que prometimos al pueblo griego pero hemos salvado al país, diciendo a Europa que la austeridad debe terminar", justificó el jefe del Ejecutivo, decepcionando así a los que le habían votado como paladín contra los recortes.

  • ¿Quién dirige el país desde entonces?

Un Ejecutivo de transición encabezado por la presidenta del Tribunal Supremo, Vasilikí Thanou, y formado por 16 ministros, casi todos, independientes.

  • ¿Por qué son importantes estos comicios?

El Eurogrupo aprobó el 14 de agosto el memorando de entendimiento en el que se sustanció el plan de rescate de 85.000 millones que el Parlamento griego había ratificado ese mismo día.

La Troika exigió a Tsipras la aprobación de una reforma del código civil para acelerar los procesos judiciales y reducir su coste, la trasposición de una directiva europea sobre saneamiento de bancos y la venta mediante subasta de viviendas embargadas antes de liberar las ayudas, pero el nuevo Ejecutivo tiene mucho trabajo por delante.

Tsipras ha prometido un reparto justo de las cargas que tendrá que soportar la sociedad griega, pero sus rivales aducen que, tras traicionar la voluntad de sus conciudadanos, su figura solo aporta inestabilidad a la nación. Del voto de los helenos dependerá la forma en la que se apliquen los recortes.

  • ¿Quién se presenta a estas elecciones?

Tsipras encabeza la candidatura de Syriza, que se ha partido en dos. La aceptación del rescate provocó una escisión en la coalición de izquierdas. De ella nació Unión Popular, comandada por Panayiotis Lafazanis, ex ministro de Energía. Vanguelis Meimarakis es el cabeza de lista de los conservadores de Nueva Democracia, que han defenestrado a su antiguo líder, el expresidente del país Andonis Samarás, que negoció el segundo rescate.

También acuden a las urnas los nacionalistas conservadores de ANEL, que prestaron apoyo a Tsipras en su investidura, el partido neonazi Amanecer Dorado, los europeístas liberales de To Potami, el partido comunista KKE, los socialistas del Pasok y la Unión Central.

  • ¿Qué dicen las encuestas?

Los sondeos vaticinan una victoria por la mínima de Syriza, que sumaría el 25% de los votos. Nueva Democracia lograría el 24%, lo que deja a las dos fuerzas mayoritarias cerca del empate técnico. Tsipras perdería hasta un 11% de los apoyos que obtuvo en enero, según estos datos, pero sus rivales conservadores no conseguirían sacar tajada, ya que descenderían otro 3%.

El resultado sería un Parlamento muy fragmentado en el que fuerzas como To Potami, el KKE, la Unión central o incluso el PASOK se convertirían en decisivos, ya que todos rondan un margen de apoyos de entre el 4% y el 5%. Los neonazis de Amanecer Dorado se situarían en los mismos márgenes, mientras que ANEL y la escisión de Syriza, que se mueven en torno al 3%. Con todo, el número de indecisos llega al 17%.

  • ¿Que ha sido de Yannis Varoufakis?

El polémico ministro de Finanzas griego dimitió el 6 de julio, en plenas conversaciones con la Troika para "facilitar la negociación" con los acreedores. Permanece como diputado electo en el Parlamento, pero sus relaciones con Alexis Tsipras se han vuelto tensas.

Pocos días después de su relevo, aseguró que Grecia volvía a ser "un apéndice" de la troika tras cinco meses de libertad, los que llevaba Syriza al frente del Ejecutivo. En agosto acusó a Syriza de "traicionar" a los griegos y tildó el acuerdo de rescate de "capitulación".

  • ¿Qué margen de maniobra tendrá el nuevo Gobierno?

Escaso. El mecanismo de ayuda tiene vigencia hasta julio de 2018, lo que obliga al próximo Ejecutivo a implementar una larga serie de reformas. Entre otras, tendrá que sacar adelante ajustes por valor del 4-5% del PIB, así como reformas en las pensiones, la eliminación de beneficios a los agricultores y un estricto calendario de privatizaciones y venta de activos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento