Plaza Río 2
Las obras del centro comercial de Madrid Río, el Plaza Río 2, avanzan a buen rirmo. JORGE PARÍS

La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, calificó en su día la construcción del centro comercial de Madrid Río de "tremendo disparate". Llegó a decir que el proyecto "no tenía sentido" y que una supercie comercial de esas dimensiones no cabía en el solar entre los números 109 y 111 de la calle Antonio López (Usera). Tres meses y medio después del comienzo de las obras, la situación ha cambiado radicalmente: el Ayuntamiento ha dado marcha atrás a su intención incial de paralizar la obra. "En este momento hemos llegado a un acuerdo con los promotores y se va a abrir, aunque con las indicaciones que le ha dado la Concejalía de Desarrollo Sostenible de este Ayuntamiento", ha asegurado Carmena en 20minutos. Fuentes consultadas de la Sociedad de Centros Comerciales de España (SCCE), compañía encargada de la comercialización de los espacios comerciales del recinto, también han confirmado que el proyecto seguirá adelante: "Hay buena relación con el Ayuntamiento. No está prevista la paralización".

La construcción del Plaza Río 2 ha contado desde su inicio con el rechazo de los vecinos, que presentaron 297 alegaciones en contra que fueron desestimadas El entendimiento ha sido posible gracias a que los promotores han aceptado algunas modificaciones que ha exigido el Consistorio. El principal escollo era que el denominado Plaza Río 2 se interponía en el acceso a Madrid Río desde la calle Matilde Gayo. En la práctica, cualquier persona que quisiera cruzar al Manzanares tenía que pasar de obligatoriamente por el interior del centro comercial. La modificación del proyecto permitirá que se pueda acceder al río sin necesidad de entrar en la superficie comercial, según han explicado fuentes de la concejalía de Desarrollo Sostenible, que precisan que pese a los avances "en estos momentos sigue abierta una mesa de diálogo con promotores y vecinos que va por buen camino".

Precisamente la construcción del Plaza Río 2 ha contado desde su inicio con el rechazo de los vecinos, que presentaron 297 alegaciones en contra que fueron desestimadas. El Partido Popular aprobó por mayoría absoluta el Plan Especial para el proyecto el pasado 28 de abril, en el último pleno antes de las elecciones, aunque la modificación de uso de esta parcela apareció en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el 22 de mayo, dos días antes de los comicios municipales. Todo ello pese a las promesas de la anterior regidora, Ana Botella, de no adjudicar el plan para Madrid Río antes de la conclusión de la legislatura.

Desde la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) aplauden que el nuevo Ayuntamiento de Ahora Madrid negocie por mejorar un proyecto "con el que se ha encontrado y que es imposible de parar salvo que se indemnice a la empresa, lo que tendría un coste demasiado elevado". Sin embargo, la asociación vecinal sigue en contra de la construcción del Plaza Río 2: "No podemos estar de acuerdo con la construcción de una supercie comercial que saturará de tráfico la M-30 y contribuirá al deterioro del tejido comercial de la zona", afirma Vicente Pérez, responsable de Urbanismo de la FRAVM.

La licencia de obra, antes de fin de año

La Sociedad General Inmobiliaria de España (SGIE), promotora de la obra, puso en marcha las grúas y excavadoras el pasado 1 de junio sin licencia de obra. Desde 2012, la ley de Dinamización de la Actividad Comercial en la Comunidad de Madrid permite a las empresas la ejecución de obras y el ejercicio de la actividad sin necesidad de obtener la licencia de obra, basta con una simple declaración responsable. Desde Desarrollo Sostenible prevén que la licencia de obra municipal pueda estar lista "antes de fin de año". Ahora "se está estudiando si existen alguna anomalía en la declaración responsable", añaden las mismas fuentes.

El proyecto del centro comercial de Madrid Río, que estará acabado en 2017, consiste en la contrucción de un enorme complejo comercial con 180 tiendas y 1.500 plazas de aparcamiento que ocupa una superficie de 40.000 metros cuadrados. La SGIE es propiedad del multimillnario rumano-francés Robert de Balkany, dueño también de la Sociedad de Centros Comerciales de España (SCCE). El primer centro comercial que gestionó en Madrid fue La Vaguada (1983). En toda España gestiona 25 centros comerciales.

Encuesta

¿Qué nota le pones a la gestión de Manuela Carmena durante sus 100 primeros días al frente del Ayuntamiento de Madrid?

Sobresaliente
27,4 % (3829 votos)
Notable
24,24 % (3388 votos)
Suficiente
9,62 % (1344 votos)
Insuficiente
12,29 % (1718 votos)
Muy deficiente
26,45 % (3696 votos)

Consulta aquí más noticias de Madrid.