La ciclogénesis explosiva ha provocado a su paso por Cantabria daños por caídas de árboles y ramas y varias incidencias con embarcaciones, en una jornada en la que el viento ha soplado con fuerza, y en la que las rachas más fuertes se han registrado en Tresviso y Villacarriedo, con 108 y 90 kilómetros por hora respectivamente.

El Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha coordinado, entre las 15 horas y las 19 horas de este martes, 54 intervenciones, derivadas de las 110 llamadas recibidas en relación con el temporal de viento y fenómenos costeros que azota la región.

Del total de incidencias registradas 19 han sido por la caída de árboles y siete por el desprendimiento de ramas. Uno de los árboles se ha precipitado sobre una vivienda en Campuzano, causando desperfectos en la cubierta; otro de grandes dimensiones sobre el muro de vallado exterior de una casa particular en Laredo, afectando a la calzada; un tercero sobre la verja de una nave del Parque Empresarial de Morero en Guarnizo; y uno más sobre uno de los muros del Instituto Manuel Gutiérrez Aragón de Viernoles.

Los dos últimos impedían el acceso a las instalaciones. El resto de los árboles desplomados ha afectado tanto a la red viaria de la región como a calles de zonas urbanas.

Las otras 28 salidas de los efectivos de emergencias y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad han sido para atender daños en el mobiliario urbano, caída de señalización de obra, chapas sueltas o cartelería comercial afectada.

Se ha registrado también un barco semihundido frente al Club Marítimo de Santander, que se encontraba vacío, y la Cruz Roja ha remolcado a puerto a un velero con tres tripulantes a bordo. Ni en esta ni en el resto de intervenciones ha habido que lamentar daños personales.

Los municipios que más han sentido los efectos del temporal han sido los situados en el litoral. Las incidencias se han registrado mayoritariamente en Santander, aunque también en Bezana, Torrelavega, Laredo, El Astillero, Camargo y el área de influencia de las zonas citadas.

Continúan los avisos

El aviso naranja se mantendrá activo en Liébana hasta las 18 horas de este martes. La Cantabria del Ebro estará hasta medianoche en nivel amarillo, que pasará a naranja entre las 00:00 horas y las 18 horas del miércoles. AEMET prevé para los intervalos temporales con indicativo naranja en ambas comarcas rachas de hasta 100 kilómetros por hora, con una probabilidad de entre en 40% y el 70%.

También hasta las 18 horas el centro de la región, el Valle de Villaverde y el litoral tendrán activado el aviso amarillo por viento. Las rachas podrán alcanzar en todas las zonas los 100 kilómetros por hora.

AEMET ha decretado asimismo el aviso amarillo por fenómenos costeros adversos entre las 18 horas de este martes y la medianoche. Situación que se retomará mañana miércoles entre las 15 horas y las 00 horas. Se espera viento suroeste y el oeste fuerza 7, con mar combinada de 4 a 5 metros.

Ante esta situación, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria recomiendan cerrar y asegurar puertas, ventanas o toldos; retirar macetas y todos aquellos objetos exteriores que puedan caer a la calle y provocar un accidente; alejarse de cornisas, muros o árboles que puedan desprenderse; evitar pasar por edificaciones en construcción o en mal estado; no acudir a acantilados o zonas costeras de riesgo, y extremar las precauciones en los desplazamientos por carretera y en la mar.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.