La inspección sanitaria abrió tres líneas de investigación al respecto de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del nuevo hospital de Vigo, el Álvaro Cunqueiro, al respecto de lo que ya concluyó una de ellas. Concretamente, esta labor de investigación asegura que se cumple la normativa en este servicio.

En el pleno del Parlamento, la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, dio esta información en el marco de una comparecencia, en la que también indicó que la inspección sanitaria investiga la asistencia y atención a la paciente que falleció en la UCI, y que presentó 'aspergillus' en sus análisis.

Recordó que esa situación "generó un debate entre el foro de jefes de servicio y los trabajadores de la propia UCI", que sirvió "de base" para la denuncia del sindicato CESM.

Otra de la línea es la filtración del expediente sanitario de la paciente que falleció, y la tercera la constituyen las condiciones tecnológicas y el resto de las condiciones del servicio.

Durante su intervención, Mosquera hizo hincapié en que "los datos de salud" de los pacientes son los que tienen que tener "un mayor protección" dentro de la propia ley de protección de datos y ha abundado en que todos los profesionales "están obligados a mantener esos principios básicos".

"DELITO"

"Se considera un delito la infracción", ha enfatizado, antes de recordar que los médicos están "obligados" por el código deontológico a mantener el secreto profesional y la "confidencialidad" de los datos de los pacientes.

Por otro lado, la tercera línea de actuación, ha explicado, ya terminó. La conclusión, ha leído literalmente, dice que "como resultado de la visita de la inspección llevada a cabo en la unidad asistencial de la UCI se puede concluir que dicha unidad cumple los requerimientos estructurales, materiales y humanos establecidos en la normativa aplicable", decreto 12/2009 del 8 de enero y 186/2003 de 6 de marzo.

"Esta es la conclusión de la inspección", ha subrayado, antes de indicar que las otras dos líneas están "en plena investigación". "Yo pediría que dejásemos trabajar a los inspectores con toda la autonomía para que lo hagan con el máximo rigor", ha enfatizado.

Mosquera ha subrayado que "desde luego", por parte de la consellería, "no van a poner en cuestión el trabajo de la inspección sanitaria". Asimismo, ha querido "transmitir que la información que concluyan será con todo rigor y toda competencia la que estimen con total y absoluta independencia".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.