Las duras condiciones climatológicas de la jornada de este lunes en Asturias no han impedido que la gran mayoría de las actividades de instrucción y adiestramiento de la Guardia Real se hayan llevado a término.

A través de una nota de prensa con el título 'La Guardia Real se moja, pero no se arruga' la Guardia Real ha informado de que las marchas a caballo que las que se han desarrollado a pie y en motocicleta, han comenzado y finalizado sin novedad, a salvo del tramo del cañón de Trea que debía recorrer una de las patrullas de la Compañía "Mar Océano".

Tampoco pudo completarse la ascensión al Naranjo de Bulnes, a causa del enorme aguacero registrado. En ambos casos se han realizado rutas alternativas.

El intenso mar de fondo en el área del cabo de Peñas, por su parte, ha dificultado la actividad del Grupo de Buceo en su reconocimiento del cantil y de la zona exterior del Puerto del Candás, ejercicio que, sin embargo, se ha desarrollado según lo previsto. La exhibición de Ribadesella, resituada en su polideportivo, también ha discurrido sin ninguna novedad significativa y con una notable asistencia de público.

Consulta aquí más noticias de Asturias.